En su cuarta visita a la sede global de Scholas Occurrentes en Roma, el papa Francisco hizo esta semana varios anuncios de trascendencia para esta fundación, entre ellos, la inauguración de varias sedes internacionales

Proyectos de arte, tecnología y deporte, que la fundación viene preparando, destinados a despertar y potenciar la creatividad de los jóvenes recibieron su aval en una intensa jornada llena de sorpresas.  

Este ha sido un proyecto internacional elaborado, que involucró a expertos de la informática y de las nuevas tecnologías y permitirá a millones de chicos en el mundo a aprender a “programar” con una óptica ética, y comprometiéndose con más fuerza y entusiasmo en la búsqueda de la paz. 

Al encuentro asistieron destacadas figuras de la música y las artes plásticas, así como jóvenes participantes de programas educativos que la fundación viene desarrollando alrededor del mundo; asimismo, durante el encuentro el Pontífice se conectó mediante videoconferencia con representantes de tres nuevas sedes internacionales de Scholas para darles la bienvenida, e hizo destacados anuncios sobre proyectos educativos de base tecnológica y nuevos centros de formación.

“Creando por la paz”: otro mundo es posible

La ocasión fue más que propicia para inaugurar uno de los proyectos de Scholas que verá la luz este 2019, “Programando por la paz”, con el que se espera que 50 millones de niños y jóvenes se inicien en el aprendizaje de la programación desde una mirada ética y en la búsqueda de la paz; para presentar el proyecto acudió el fundador de la renombrada plataforma educativa Code.org, Hadi Partovi, junto a tres jóvenes estudiantes de China, Chile y República Dominicana, de entre 12 y 17 años, quienes junto al Papa Francisco, “escribieron” la primera línea de código del proyecto. Los chicos eran, Nicole de 14 años de República Dominicana, Niure de 17 años de China y Matilde de 12 años de Chile, el Papa pudo dialogar con los chicos y escuchar los testimonios de cuantos han participado en programas artísticos, deportivos y tecnológicos.

Este proyecto es el primero de una serie de base tecnológica que se espera tengan cabida en el “Hub Tecnológico Scholas”, inaugurado por el Papa también a través de videoconferencia y que tendrá como centro de desarrollo la nueva sede de Scholas en Panamá.

“En el siglo XXI, la informática es una materia fundamental para que todos los alumnos aprendan", afirmó Partovi, durante el encuentro. “Las escuelas deben enseñar ciencias de la computación para preparar a los alumnos para el futuro, capacitar a los niños con creatividad y enseñar cómo aprovechar la tecnología y la creatividad". Y continuó: “Las ciencias de la computación empoderan a los jóvenes a crear paz en sus comunidades. Todos deberían aprender cómo aprovechar la tecnología y usar su poder creativo”.

 “Los jóvenes esperan propuestas como estas”, expresó su Santidad, quien aprovechó la oportunidad para referirse a las recientes manifestaciones en favor del medio ambiente. “Durante estos días, jóvenes de diversas ciudades en el mundo tomaron la calle para defender la tierra; tienen una potencia inimaginable, son creativos. Lo que pasa es que la mayoría de las veces no tienen líderes que los conduzcan, porque los buscan afuera y no se dan cuenta de que los tienen entre ellos. Lo que hace Scholas es despertar esta comunidad con sus propios liderazgos”, señaló.

De esta manera Francisco se convierte en el primer papa en escribir una línea de código, e hizo también llamado a todos los estudiantes del mundo a aprender computación y a usar su creatividad para el bien común.

Más sedes de Scholas fueron inauguradas: Panamá, Portugal y Rumanía

A la misma hora, pero desde ambos extremos de Europa, también estuvieron conectados mediante videoconferencia los representantes de otras dos nuevas sedes de Scholas en Europa, la de Portugal, en Cascais, y la de Rumanía, en Bucarest, que fueron inauguradas por esta vía por el Sumo Pontífice. Esta última sede cobra especial importancia toda vez que servirá también de sede regional de la fundación para toda Europa del Este, además de sembrar el camino para la próxima visita del Papa al país a finales del próximo mes de mayo.

Por parte del país luso, se contó con la participación en directo del señor presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, y de varios de sus colaboradores de despacho; en el caso de la nueva sede de Rumanía, se contó con la participación de su Ministro de Relaciones Exteriores, Teodor Viorel Melescanu; y de Remus Pricopie y Iordan Gheorghe Barbulescu, Rector y Presidente del Senado respectivamente, de la Escuela Nacional de Estudios Políticos y Administrativos.

En Rumania se ha creado un puente, reuniendo el mundo académico con el escolar, el mundo del ejercicio con el de la práctica, se ha firmado una serie de acuerdos entre el mundo académico y Scholas Rumania, de los cuales el Papa expresó su satisfacción, porque esto demuestra la fecundidad del encontrarse dos instituciones, para crear, con objetivos comunes. Entre las actividades que se harán en conjunto, congresos sobre desarrollo sostenible.

Hacia el final del encuentro, el auditorio colmado de asistentes volvió a sorprenderse cuando el Papa se conectó con el Monasterio Benedictino de Clausura Santa María de los Ángeles en la ciudad de Pistoia, Toscana, y se anunció que allí funcionará la sede de formación de los maestros de Scholas, que se dedican con pasión a educar sin fronteras. El Papa remarcó que esta experiencia innovadora de contemplación y acción de ancianos y jóvenes, de historia y futuro, es un mensaje al mundo actual y, al mismo tiempo, la manera de profundizar la revolución educativa que Scholas ha emprendido con el protagonismo de los jóvenes en los cinco continentes.

Por último, las palabras de Francisco cerraron con broche de oro una jornada excepcional por la cantidad de invitados y de anuncios: “Los jóvenes no son el futuro, hay que corregir esa expresión”, agregó, para seguir: “Los jóvenes son el ahora, el hoy. Porque si pensamos que los jóvenes son el futuro, ¿qué son hoy?: ¿Un mientras tanto?, ¿un ‘aguantá’ hasta que llegue tu hora? Mientras tanto, pierden la fuerza y la ilusión, y terminan domesticados. Los jóvenes son el ahora y tienen que expresarse ahora. Expresarse positivamente, con creatividad”. Vaticano News