Courtney Chase, directora ejecutiva de la Oficina de Protección Infantil de la Arquidiócesis, realizó el siguiente comentario después de conocerse que este viernes 22 el padre Urbano Vázquez, OFMCap., fue sentenciado a 15 años de prisión por varios cargos de abuso sexual infantil. 

"Estamos satisfechos con el juicio y la sentencia de hoy. Estamos orgullosos de las víctimas que se presentaron y pienso que esta sentencia confirma que el abuso sexual infantil no puede ser tolerado. Hay cero tolerancia al abuso infantil de cualquier tipo y los sobrevivientes y las víctimas deben ser reconocidos por brindar esta información tan dolorosa y obtener justicia”.

La directora agregó: “Estamos con los sobrevivientes y las víctimas. Apoyamos a la comunidad del Sagrado Corazón que ha vivido por un momento muy doloroso y estamos para apoyarla y la mantenemos en nuestros pensamientos y oraciones ".

Chase reiteró que "en nuestra Iglesia, ni en ninguna comunidad, no hay lugar para permitir el abuso sexual de un niño y la sentencia de hoy lo confirma".