El jueves 15 de agosto el sacerdote Urbano Vázquez (46) fue declarado culpable por un jurado de cuatro cargos de abuso sexual a dos menores de edad cuando se desempeñó como vicario parroquial en el Santuario del Sagrado Corazón en Washington, DC.
El jurado determinó que el religioso deberá purgar condena por tres delitos graves de agresión sexual infantil en segundo grado con circunstancias agravantes y, además, por un delito menor de abuso sexual a una niña.

Los veredictos llegaron después de un juicio de ocho días y dos días de deliberación del jurado. Vázquez será sentenciado en noviembre y podría enfrentar una sentencia máxima de hasta 45 años de prisión.

La Arquidiócesis de Washington señaló: “Respeta la decisión del jurado con respecto a la culpabilidad de Vásquez y continuará apoyando el sistema legal a través del proceso de sentencia y cualquier procedimiento posterior". 

Asimismo, dejo constancia que Vásquez no tendrá autoridad para servir como sacerdote en la Arquidiócesis de Washington. 

“La arquidiócesis continuará trabajando con la parroquia del Sagrado Corazón y el liderazgo de la escuela para seguir apoyando a la comunidad, garantizando asistencia emocional y pastoral a las víctimas de estos hechos”, indica en un comunicado entregado a la prensa. 

Es importante mencionar que la Arquidiócesis de Washington está firmemente comprometida con la protección de los jóvenes y la sanación de los perjudicados por el abuso y se adhiere a una política de tolerancia cero para reclamos creíbles de abuso contra el clero arquidiocesano, las órdenes religiosas que operan en la arquidiócesis, el personal y los voluntarios.
 Si en algún momento alguna personas observa conductas inadecuadas de una persona involucrada en el ministerio arquidiocesano, se les pide que informen a las autoridades civiles y se comuniquen con Courtney Chase, directora ejecutiva de la Oficina de Protección Infantil de la arquidiócesis al 301-853- 5302.