En estos días de emergencia sanitaria, el Papa Francisco confía la ciudad de Roma, Italia y el mundo a la protección de la Madre de Dios como un signo de salvación y esperanza. En un mensaje de video, el Pontífice dirige una oración a María, "Salud de los enfermos" y "Salvación del pueblo romano". Vaticano News