"Solamente Cristo es quien puede sanar... y Él hace muchos milagros", recordó monseñor Frank Caggiano, a los presentes en la Misa Rosada el domingo pasado en la Iglesia de la Pequeña Flor de Bethesda, Maryland. En su homilía subrayó que Dios sanador puede penetrar profundo, está en la puerta de tu corazón y puede reparar corazones, cada vida rota.

Esta misa anual se realiza para invocar las bendiciones de Dios a médicos, enfermeras, dentistas y otros trabajadores del gremio de la salud, así como instituciones de cuidado médico en la Arquidiócesis de Washington.

"Qué sus palabras, acciones, comportamientos y ministerio diario, les permitan convertirse en los dispensadores de gozo del amor de Dios para cada paciente con el que se encuentren... Hagamos nuestro trabajo del padre, un corazón roto a la vez", dijo el obispo de la diócesis de Bridgeport, Connecticut, durante el servicio religioso que realiza cada año en el cuarto domingo de cuaresma, conocido como domingo de gozo (Laetare Sunday).

La Iglesia Católica celebra la Misa Rosada para orar y pedirle a Dios por las muchas instituciones de salud de la Arquidiócesis de Washington y para el ejercicio del cuidado médico en general. Es también una acción de gracias por la dedicación y compromiso de los profesionales de la salud, quienes asumen la misión de sanar, cuidar y velar por el bienestar de la población, de la mano de Dios.

El homilista les dio las gracias por su trabajo a los presentes, quienes son parte del gremio médico, y les dijo que su ministerio les da la oportunidad de compartir sus dones y talentos y ponerlos al servicio de los demás. "Dios está llamándote a hacer más porque otras sanaciones son necesarias".

Caridades Católicas de Washington ofrece una gama de servicios de salud, gratis o a bajo costo. Inf: catholiccharitiesdc.org/healthcare

La Misa Rosada brinda una oportunidad para reconocer la labor de los empleados y voluntarios de Caridades Católicas, en especial, de la Red de cuidado de salud de Caridades Católicas. Inf: catholiccharitiesdc.org/healthcarenetwork.

La red está conformada por enfermeras, médicos, dentistas, hospitales del área y profesionales de diversas religiones con un espíritu ecuménico de ayudar al prójimo. Provee millones de dólares en servicios médicos gratuitos de especialistas, incluyendo cirugías, a miles de personas pobres.

La red cuenta con casi 9 mil voluntarios, si usted desea ser uno de ellos o mayor información, llame al (202)481-1424   o escriba al correo: [email protected]

Galardonados

La tradicional misa fue celebrada por el cardenal Donald Wuerl, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Washington, concelebrada por los tres obispos auxiliares de Washington, monseñores Mario Dorsonville, Michael Fisher y Roy Campbell.

Luego de la misa que cumple 28 años bajo el auspicio de John Carroll Society, se ofreció un almuerzo y entrega de reconocimientos. Fueron galardonados profesionales de la salud del área metropolitana por sus servicios de voluntariado y sus incansables esfuerzos por responder a las necesidades de salud de la comunidad.

Fueron distinguidos por sus aportes al ministerio de la salud: Sunnie Kim M.D., Stephen Tigani, D.D.S., Angus Worthing, M.D., el padre Klaus Sirianni y Robert G. Donahue, DDS.

La Misa Rosada recibe ese nombre porque se realiza cuando el vestuario que utilizan los celebrantes es rosado. Este color simboliza la vida, cuyo precioso cuidado es confiado a las profesionales de la salud.