Los esposos salvadoreños Francisco y Santa Carrera, miembros de la parroquia San Andrés Apóstol en Silver Spring (Maryland) fueron sorprendidos al recibir como obsequio una camioneta acondicionada para el transporte de su hija Yvonne, quien tiene espina bífida y cursa el séptimo grado en la escuela parroquial en silla de ruedas.

La camioneta, que tiene un valor de $35.000, fue adquirida gracias a donantes anónimos y entregada después de la misa del 20 de diciembre. La familia Carrera atónita reaccionó con lágrimas y abrazos mientras los compañeros de clase de Yvonne cantaban: "Te deseamos una feliz Navidad".
 El padre Dan Leary, párroco de la mencionada parroquia, dijo que la comunidad parroquial y escolar quería conseguir una camioneta para los Carrera porque “es una buena familia que hace todo lo posible para servir al Señor y a los demás".

Susan Sheehan, directora de la escuela la escuela parroquial, destacó la fe y devoción de la familia Carrera que “siempre se ofrecen como voluntarios cada vez que se les necesita y abordan todo con una perspectiva positiva".