Un siglo cumple la parroquia San Martín de Tours y con una misa trilingüe, el domingo 10 de noviembre, esa comunidad de fe dio inicio a una serie de celebraciones con ocasión del centenario.

Ya desde esta primera actividad se hizo notoria la importancia de una parroquia con gran afluencia de inmigrantes hispanos dentro de la populosa ciudad de Gaithersburg, Maryland.

Debido a esta ocasión especial, la feligresía hizo acto de presencia masiva. No sólo estaba llena la iglesia con cientos de fieles, unos 300 más siguieron el servicio religioso en una pantalla gigante ubicada en el sótano.

El obispo Mark Brennan de la diócesis de Wheeling-Charleston fue recibido con calurosos aplausos al ingresar a la iglesia en la cual sirvió como párroco desde 2003 al 2016.

En su homilía, hizo referencia a San Martín de Tours como un devoto que puso en práctica su fe, acogía al extranjero, visitaba a los encarcelados y respondía a los que lo necesitaban.

"Martín se enfrentaba al paganismo despiadado y convencía a muchos para que creyeran en el Dios verdadero", dijo monseñor Brennan instando a los presentes a ser "audaces al hablar sobre Jesucristo". No es necesario un púlpito -les recordó.

El principal celebrante de la misa argumentó que hoy existe un nuevo paganismo futil y carente de misericordia. "Oren para que Dios les conceda la oportunidad y el valor para hablarles a los demás sobre Jesús, pero es necesario que respalden sus palabras con acciones", dijo instando a los oyentes a que socorran a sus hermanos parroquianos en necesidad, aboguen por los niños no nacidos y los inmigrantes, visiten a los enfermos y moribundos.

"Imiten el celo que tenía Martín (de Tours) por compartir su fe en Cristo y su caridad... y se regocijarán con Martín en la casa de su padre", dijo el obispo Brennan.

San Martín es patrono de la guardia suiza pontificia, de Francia, Hungría y Buenos Aires. Era un militar romano, nacido en Hungría en el año 316, de cuya acción se popularizó la palabra “capilla” en el mundo cristiano.

El joven militar se encontró en el camino a un pobre hombre con poca ropa que sufría por las inclemencias del crudo invierno. Martín, al no tener nada que darle, dividió su capa en dos partes iguales con su espada y le dio la mitad. 

En sueños vio que se le presentó Jesucristo con la media capa y le dijo: “Martín: Hoy me cubriste con tu capa”. Entonces, la media capa de San Martín de Tours fue puesta en una urna y se le construyó un santuario pequeño. “Media capa” se dice “capilla” en latín y la gente solía decir: “Vamos a orar donde está la capilla”. De este modo, se popularizó el término “capilla” en referencia a los pequeños lugares de oración. Martín fue elegido Obispo de Tours y murió en el 397. 

La misa fue concelebrada por el párroco de San Martín de Tours, el padre David Wells, junto a los sacerdotes Jonathan Vanegas, Tony D'Souza, Denis Mandamuna y Richard Gancayco (quien fue párroco de San Martín por tres años).

Los fieles oraron para que los parroquianos puedan vivir en comunidad como el cuerpo de Cristo y por los seminarios arquidiocesanos.

Luego de la misa, se realizó la bendición del centro parroquial en el sótano de la parroquia y una procesión hasta la escuela, donde la comunidad rezó la oración de San Martín.

Seguidamente se presentó el drama "La vida de San Martín, soldado de Cristo", el cual fue escrito y dirigido por las hermanas dominicas de Fátima y llevado a escena por los niños de la parroquia. Al final, la feligresía celebró un convivio con platillos de diferentes partes del mundo.

Al día siguiente, lunes 11 de noviembre, con ocasión de la fiesta de San Martín de Tours, se repartieron abrigos para los desamparados en la despensa anexa a la iglesia.

El comité del centenario de San Martín planea organizar actividades de recaudación de fondos y una gala especial en los próximos meses.

La parroquia tiene un nuevo canal de youtube desde el 7 de noviembre y allí se puede ver la misa aniversario: youtube.com/watch?v=5wEJZkx08Co.