Los días 25 y 26 de enero los fieles de la Iglesia en Estados Unidos llevaran a cabo la colecta por sus hermanos latinoamericanos. Y lo hacen porque saben que el amor de Cristo los obliga a compartir su fe y apoyar a todas las personas que anhelan acercarse a Jesús.

Monseñor Octavio Cisneros, obispo auxiliar de Brooklyn y presidente del subcomité de la Iglesia en América Latina de la Conferencia Episcopal de los Obispos de Estados Unidos (USCCB) invitó a ayudar a fortalecer a las familias, a financiar la educación católica y a promover las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa contribuyendo con la Colecta para la Iglesia en América Latina.

Explicó que, durante más de cincuenta años, a través de esta iniciativa, los católicos en esta nación han expresado su solidaridad con la Iglesia, desde México hasta el Caribe, sin olvidar el extremo sur de Sudamérica.

“El amor de Cristo nos obliga a compartir nuestra fe y apoyar a todas las personas que anhelan acercarse a Jesús. La Colecta para la Iglesia en América Latina expresa nuestra solidaridad y amor por los pueblos de América Latina”, dijo monseñor Cisneros.

Son diversos los ejemplos virtuosos que citan los obispos estadounidenses, como el apoyo a Caritas Argentina que, gracias a los fondos de esta colecta anual, "permite a más de ciento cincuenta jóvenes vivir su fe al servicio de los pobres y excluidos de la sociedad, formándolos en la evangelización de las comunidades locales y compartiendo la fe en todo el país".

La iniciativa de la Iglesia en Washington también sirve para "proporcionar una ayuda inestimable a los doscientos treinta y cinco jóvenes de Haití que de este modo pudieron participar en la Jornada Mundial de la Juventud 2019, que se celebró en Panamá", y durante la cual lograron "escuchar las palabras de esperanza y misericordia" que les dirigió el Santo Padre Francisco. Vaticano News