En una emotiva ceremonia 57 estudiantes hispanos recibieron sus diplomas de graduados por la universidad puertorriqueña Ana G. Méndez (UAGM). Los nuevos profesionales desde ahora podrán demostrar los conocimientos adquiridos en administración de empresas, marketing, contabilidad, psicología, justicia criminal, artes culinarias y enfermería, entre otros.

Ellos son la respuesta al crecimiento acelerado de la población hispana en Estados Unidos. Durante la ceremonia de graduación habló Antonio Tijerino, presidente de la Fundación de la Herencia Hispana, quien le dijo a los recién graduados que representan el sueño americano y que debían sentirse muy orgullosos por ello. “Lo que han logrado es parte del éxito, pero a partir de hoy realmente necesitan ser creativos, fuertes, ingeniosos, capaces de aportar soluciones, lo cual les hará destacar entre los demás”.


La felicidad y emoción de los recién egresados se reflejaba tanto en sus rostros como en los de sus familiares y amigos, y también del personal universitario: todos ellos han vivido de primera mano la constante lucha y el gran sacrificio que han tenido que realizar para llegar hasta aquí. 


Syndia Nazario, directora interina de UAGM, destacó que al tener las licencias de autorización correspondientes del Departamento de Educación en Washington y en Maryland, todos los grados académicos que se ofrecen son válidos en cualquier lugar. 


Gracias al análisis laboral que ha realizado la universidad puertorriqueña, las profesiones laborales más demandadas y que más van a ayudar a la comunidad están relacionados con la construcción, la facturación de planes médicos y la reparación de computadoras. La institución empezará a ofrecer los correspondientes programas a partir del mes de enero del año que viene. A estos programas hay que añadir los cursos en línea y la educación continuada, para que todo aquel profesional que ya posea un grado universitario pueda mejorar sus destrezas.


Luis Zayas, vicepresidente de asuntos nacionales de UAGM, indicó que la mencionada institución fue pionera al ofrecer un programa bilingüe en Estados Unidos, lo cual ha permitido a muchos estudiantes llegar a la universidad a pesar de no dominar el inglés al nivel requerido por otras instituciones. “Llevamos el programa bilingüe a nivel universitario, ya que es importantísimo innovar, ser distinto y buscar la necesidad”.