Los estudiantes de la Universidad de Maryland (UMD) se llevaron una muy buena impresión del nuevo líder de la Arquidiócesis de Washington, monseñor Wilton Gregory, quien visitó esta semana el centro católico estudiantil de la citada Universidad.

"Es sencillo, se mostró animado y muy espontáneo en la misa. Me gustó que su visita también fue espontánea, lo cual habla de su personalidad, su interés en conocernos y saber más de la vida universitaria. Es una muestra de su deseo de hablar con nosotros e integrarse con la juventud católica", dijo la estudiante María José Acevedo (21) luego de conocer al arzobispo.

Acevedo quien estudia el último año de la carrera de salud pública en UMD, manifestó su deseo de que el arzobispo en su gestión sea transparente con la feligresía. "Esperamos de un arzobispo que sea comprometido, muestre con su ejemplo una vida apegada a Cristo y se interese en los jóvenes universitarios católicos", subrayó la presidenta del centro católico estudiantil.

"Hay que trabajar con los estudiantes de las universidades porque nosotros somos el futuro de la Iglesia. Tienen que invertir en nosotros, crear programas, desarrollar actividades enfocadas en la juventud para que al graduarnos continuemos en la Iglesia Católica", subrayó esta líder universitaria nacida en Colombia.

Al llegar, el arzobispo saludó a los jóvenes uno a uno mientras iban ingresando a la capilla. Durante su homilía les habló sobre la historia del profeta Jonás que la compara con la historia de cada uno de nosotros. "Él se dirigió en dirección opuesta a lo que Jesús le indicó", dijo monseñor ante unos 250 estudiantes congregados en el servicio litúrgico.

La historia bíblica que se expone en el libro de Jonás es un diálogo entre la misericordia, la penitencia, la profecía y la terquedad. Jonás actúa como un testarudo que quiere enseñar a Dios cómo se deben hacer las cosas. 

Cuando el Señor envió a Jonás a predicar, él se fue con un barco en sentido contrario, escapando de la misión que Dios le había confiado, pasando por alto su voluntad. Pero a causa de una tempestad el barco estaba en peligro y Jonás tuvo que confesar su culpa a los marineros que rezaban sin cesar. Finalmente Jonás se declaró culpable.

"Es la descripción de cada uno de nosotros", dijo el arzobispo a los estudiantes. "El propósito del libro de Jonás, al final, es decirnos que Dios es mejor y más misericordioso que nosotros".

Seguidamente, monseñor Gregory se sentó a la mesa para compartir la cena con un grupo de estudiantes y responder preguntas. "¿Qué es lo que no le gusta de Washington?", le preguntaron. Dijo que no le gusta el tráfico de la ciudad capital y luego contó sobre su familia y su experiencia sirviendo en Atlanta.

Entonces, monseñor aprovechó para preguntarles sobre la universidad y la vida universitaria. Los chicos le contaron que a veces se quedan a estudiar en el centro católico (dentro del recinto) hasta las cuatro de la madrugada, que el centro siempre pone comida a disposición de los estudiantes y que lo consideran como su hogar.

"Vengo todos los días. Siempre encuentro comida, chocolate caliente y galletas. Lo siento como mi casa", dijo María José.

Y lo más importante, constantemente está allí disponible para conversar el padre Rob Walsh, capellán católico en la UMD, a quien le han puesto el apodo de "Frob" y es guía espiritual de los estudiantes. Igualmente hay dos ministros católicos que le acompañan para servir al estudiantado.

En el centro se oficia misa los sábados a las 5PM y los domingos a las 10AM. En la capilla universitaria memorial ofician misa cada día al mediodía y los domingos a las 8PM.

En promedio, acuden unos 60 estudiantes a misa los días de semana y unos 200 los fines de semana.

El centro planea una cena con los estudiantes y sus familias el 19 de octubre.

En el recinto universitario organizan cada año tres retiros, al cual acuden alumnos de otras universidades católicas del área metropolitana. "Los estudiantes de la Universidad de Maryland somos muy afortunados por tener un centro estudiantil católico y que sea así tan activo", dijo María José. Para comunicarse con ella, los estudiantes pueden escribir a [email protected]