Para el año escolar 2019-2020 diez nuevos directores se incorporaron al circuito de escuelas católicas de la Arquidiócesis de Washington. Ellos son Kristen Cocozzella, St. Peter School (Olney); Katrina Fernández, Holy Redeemer School (College Park); Joan Hosmer, Holy Redeemer School (Kensington); Shakenya Humphries, St. Ambrose School (Cheverly); Ashley Lewis, St. Mary of the Assumption (Upper Marlboro); Nicole Peltier Lewis, Annunciation School (Washington, DC); Christine Patton, St. Columba School (Oxon Hill); Mary Penny, St. Elizabeth School (Rockville); Lynsie Reavis, St. Mary of Piscataway School (Clinton); y Jennifer Thompson, Our Lady, Star of the Sea School (Solomons).

Los nuevos directores tienen una sólida formación académica, experiencia administrativa y conocimientos para el manejo de estudiantes. Todos coinciden en señalar que las escuelas católicas son importantes porque aportan una visión espiritual y educativa que busca desarrollar el bien común. 

También son conscientes de las exhortaciones del papa Francisco, quien pide crear comunidades educativas católicas que ayuden no solo a crear calidad e identidad, sino que contribuyan a “globalizar la esperanza”.

La Arquidiócesis de Washington es el hogar de más de 655.000 católicos, 139 parroquias y 93 escuelas católicas, ubicadas en Washington DC, y cinco condados de Maryland: Calvert, Charles, Montgomery, Prince George's y St. Mary's.