Un grupo de jóvenes estudiantes universitarios y profesionales de México, están de visita en Washington, DC, y cooperando en el Centro Católico Hispano con el fin de aprender cómo es la vida en Estados Unidos, cómo funciona el sistema y las organizaciones sin fines de lucro. 

Durante el verano, este programa de voluntariado llamado "Governors Internship Program" les permite ayudar al prójimo, ampliar su visión del mundo, fortalecer su experiencia laboral y su carta de trabajo (resumé).

"Me ha servido para conocerme mejor y así dar comienzo a una vida profesional activa, apoyando a la comunidad", dijo hace unos días Francisco Pérez López (23), quien siente la necesidad de ayudar a los demás.

"Me inscribí para conocer más sobre la cultura de este país, aportar a la comunidad en necesidad y crear un currículum global mediante esta experiencia", dijo quien pronto se graduará de ingeniero en mecatrónica en su país natal. 

Mecatrónica es una carrera conectada a la robótica que surge de la combinación sinérgica de distintas ramas de la ingeniería, entre las que destacan: la mecánica de precisión, la electrónica, la informática y los sistemas de control. Su principal propósito es el análisis y diseño de productos y de procesos de manufactura automatizados. Abarca el diseño de robots, productos o procesos inteligentes.

"Cuando haces algo por alguien, va a haber más personas que van a querer ayudarte", dice Guillermo Medina (24). "Si proyectas ayuda, la ayuda vendrá sola", agregó quien coopera en los centros de Caridades Católicas. 

Esta rama de servicio social de la Arquidiócesis de Washington ofrece 59 programas de ayuda a los individuos y familias pobres y más vulnerables de la ciudad. Unas 143 mil personas reciben asistencia cada año, 7 mil reciben ayuda legal, 1.500 desamparados reciben albergue nocturno cada noche y 2.5 millones de comidas son servidas anualmente. Inf: catholiccharitiesdc.org.

Guillermo, quien estudia ingeniería en gestión empresarial en la ciudad de León, estado de Guanajuato, dice que esta experiencia como voluntario le permite aprender cómo funcionan el gobierno, las organizaciones no lucrativas y las empresas estadounidenses. "Me gustaría llevarme muchos conocimientos sobre cómo se llevan a cabo los procesos internos para así poder ayudar a mi comunidad al regresar", dijo quien planea realizar proyectos sociales en México o actividades conectadas con EEUU.

"Estoy participando en esta iniciativa porque quiero conocer y aprender de la diversidad y cómo es trabajar en una organización estadounidense", contó Mireya Tinoco (22), estudiante de ingeniería mecatrónica.

Unos cuarenta jóvenes mexicanos de 21 a 29 años están participando en este programa de la organización "The Washington Center" que se lleva a cabo en varias organizaciones de Washington. Ofrecen varios programas de formación de liderazgo y becas académicas para estudiantes de pregrado, postgrado y recién graduados de otros países. Para detalles, visite: https://twc.edu o escriba a[email protected].