La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, denunció este jueves la falta de protección y servicios necesarios en EE.UU. para garantizar el bienestar de los menores migrantes, tras la muerte de la niña salvadoreña de dos años Valeria y su padre ahogados en el río Bravo.

 La responsable del fondo para la infancia de la ONU calificó la muerte de ambos de "un claro recordatorio de los peligro que afrontan los migrantes intentando llegar a Estados Unidos".

 "Es una imagen demoledora que debería sacudirnos a cada uno de nosotros", agregó Fore en referencia a la foto que apareció publicada y que recoge los cadáveres de padre e hija.

 En un comunicado, la directora de Unicef mostró también su preocupación "por el bienestar de los niños migrantes en la frontera entre EE.UU. y México. Algunos niños, tras afrontar viajes peligrosos, están ahora ubicados en instalaciones que no están equipadas para cubrir las necesidad de esta población vulnerable".

 Fore defiende que los niños no deben estar en ambientes que no son seguros y que puedan causarles "estrés" y un "daño irreparable a su salud y desarrollo", por lo que pidió una acción urgente y fondos para proveer los servicios y el apoyo esencia a los menores y sus familias.

 "Es difícil comprender que esto suceda en un país (EE.UU.) que con una historia tan rica como defensor de los niños necesitados en todo el mundo", concluyó Fore, que la semana pasada hizo una visita a Centroamérica, donde visitó campamentos de migrantes en Tijuana, México.

 Asimismo, instó a los países de origen, tránsito y destino a que actúen e implementen enfoques coordinados para garantizar los derechos, la protección, el bienestar y la dignidad de los niños migrantes y refugiados.

 "La muerte de la niña de dos años Valeria, muestra que es necesaria de manera urgente una acción coordinada que aborde el origen de las causas de la migración irregular y que mantenga a los niños seguros", agregó.

 La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ya expresó hoy su consternación por la fotografía del padre y su hija de 23 meses ahogados en el Río Bravo, cuando intentaban cruzar de México a Estados Unidos, y dijo pone en evidencia la falta de respuesta de los Estados a la migración.

 "Aunque los detalles permanecen inciertos, lo que está claro es que las circunstancias que llevaron a esta tragedia son inaceptable", señaló el organismo en un comunicado. EFE