Salvadoreños, nicaragüenses y hondureños siguen protegidos con TPS, incluso los que dejaron vencer el permiso de trabajo ahora pueden renovarlo.

"Los que tienen TPS continúan con la protección y los que no se reinscribieron en su momento, ahora tienen la oportunidad de hacerlo", dijo Celia Rivas, coordinadora de los servicios de inmigración de Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Washington. 

Los inmigrantes de Nicaragua y El Salvador que han obtenido el estatus de protección temporal (TPS) -que tienen permiso vigente o se han reinscrito en los dos periodos anteriores que se abrieron para ese fin- automáticamente tienen la extensión de su permiso de trabajo hasta el 2 de enero de 2020.

Se ha extendido la validez de la documentación de forma automática, es decir, no es necesario hacer ningún trámite en este momento. El documento sigue siendo válido.

Para los hondureños, el permiso ha sido automáticamente extendido hasta el 30 de junio de 2019 y las autoridades de inmigración han enviado cartas a los beneficiarios extendiendo hasta esa fecha.

"Si aprobamos su solicitud de reinscripción a TPS y usted pagó la tarifa por un nuevo EAD (permiso de trabajo) o si aprobamos su solicitud de exención de tarifa, le proveeremos un EAD con fecha de vencimiento del 5 de enero de 2020", según USCIS.

Celia le recomienda a las personas que no han recibido la carta extendiendo la validez del permiso, que llamen a la oficina de inmigración.

Se estima que hay aproximadamente 55.000 hondureños, 2.550 nicaragüenses y 195.000 salvadoreños protegidos con TPS en Estados Unidos.


Reinscripción tardía

"Si por alguna razón usted tuvo TPS y no se reinscribió, el servicio de inmigración está dándole la oportunidad de enviar una reinscripción tardía", explicó Celia. "Mientras los casos sobre TPS en corte estén pendientes, se puede aprovechar para reinscribirse". 

Afirmó que las personas en esta situación deben enviar una solicitud (de reinscripción tardía) junto con una carta explicando cuál fue la razón por la cual se está reinscribiendo tarde. "Y debe ser una causa de buena fe", dijo esta experta que lleva tres décadas ayudando a los inmigrantes del área con los trámites de inmigración.

Para los salvadoreños que tengan permiso de trabajo vigente o una solicitud pendiente (porque se han reinscrito anteriormente), el permiso ha sido extendido automáticamente hasta el 2 de enero del 2020. "Pero si no se reinscribió en los últimos dos periodos en que se pudo hacer, usted puede presentar su solicitud de reinscripción tardía con una carta detallando la causa de buena fe por la cual no pudo renovar el TPS", dijo Celia. "Hágalo así tendrá el beneficio de la protección automática y en el caso de que el Congreso apruebe alguna legislación, es importante que ustedes estén protegidos por el TPS".

Para presentar la solicitud de reinscripción juntamente con la carta explicando la causa, los inmigrantes con TPS (de cualquiera de los tres países) pueden ir a las oficinas de Caridades Católicas, a su abogado privado que le está representando o a organizaciones comunitarias sin fines de lucro como AYUDA, CASA o CARECEN.

Celia advirtió que este es un asunto muy específico y se necesita hacer el trámite muy bien hecho. No lo haga usted mismo, no acuda a tiendas del Dólar o a notarios para hacer trámites de inmigración. Puede terminar deportado si le llenan mal los formularios.

AYUDA

En locales del Centro Católico Hispano:

• 924 G St., DC (202)772-4352

• 1618 Monroe St., DC (202)939-2420

• 12247 Georgia Ave., Silver Spring, MD (301)942-1790

• 201 E. Diamond Ave., Gaithersburg, MD (301)740-2523

• 5859 Allenton Way, Temple Hill, MD (202)772-4352