Monseñor Wilton Gregory celebró su primera Misa Blanca como arzobispo de Washington, en la catedral de San Mateo, haciendo un llamado a reconocer al otro como hermano, aceptarlo y darle la bienvenida al mosaico de fe arquidiocesano.

La Iglesia de Washington se regocija al celebrar con hermanos, vecinos y amigos los retos que encaramos y lo maravillosos que somos como seres humanos, la grandiosa diversidad que tenemos y la bondad de Dios, dijo monseñor Gregory en la misa especial dedicada a personas con discapacidades, el pasado domingo.

"Somos gente diversa, de distinto color, lengua, cultura, nacionalidad", agregó consciente de las muestras de rechazo 'al que es diferente' que se evidencian en la sociedad.

Aprovechó, también, para alentar a los fieles a que alcen su voz contra la violencia. Igualmente en su mensaje dijo que tenemos razones para estar esperanzados en el mañana.

El rector de la catedral, monseñor Ronald Jameson, recordó las palabras del papa Francisco sobre el valor de toda vida humana. "Todos hemos sido hechos a imagen y semejanza de Dios, con la misma dignidad". 

Los presentes oraron por las personas con discapacidades, quienes viven con enfermedades mentales, personas sordas, sus familiares y quienes los cuidan. "Qué sus dones sean reconocidos y celebrados, sus espíritus renovados y todos los obstáculos suprimidos".

Igualmente pidieron al Señor por los que sirven en ministerios de servicio a personas con necesidades especiales y por los padres que reciben diagnósticos prenatales de discapacidad para que reciban sabiduría, entendimiento y alegría.

El servicio religioso se viene realizando anualmente desde hace 10 años, para renovar las promesas bautismales, reconocer los dones de las personas con discapacidades, orar por ellos y quienes los cuidan.

Se ha hecho tradición que los que participan en la Misa Blanca vistan de blanco para simbolizar el vínculo que todos compartimos por medio de este sacramento de iniciación. 

La misa es organizada por el Departamento de Ministerios para Necesidades Especiales de la Arquidiócesis de Washington. Para detalles, visite: adw.org/living-the-faith/special-needs.

Para obtener recursos, visite: adw.org/living-the-faith/special-needs/special-needs-resources/

Para participar en actividades de apoyo con otras familias hispanas, que encaran los mismos retos de tener hijos con discapacidad, pueden llamar a la Comunidad de Recursos Hispanos al (240)393-7253.

La alianza nacional católica sobre la discapacidad (NCPD siglas en inglés) invita a varias actividades del 8 al 10 de noviembre en Washington para reconocer el cuerpo de Cristo. Inf: ncpd.org/join-us - test.

Se llevará a cabo el simposio "Reconociendo el Cuerpo de Cristo: Un Compromiso Teológico sobre Discapacidad" con el Dr. Miguel Romero, el sábado 9 de noviembre de 9am a 3:30pm en Father O’Connell Hall de la Universidad Católica de América en Washington.

Este simposio proporcionará una introducción al enfoque distintivamente católico de la discapacidad. Es gratis e incluye desayuno y almuerzo. Ofrecerá traducción simultánea al español. Los interesados pueden inscribirse en: ncpd.org/join-us

“Todos somos uno en la unidad del cuerpo de Cristo", recalcó Janice Benton, directora de NCPD en un comunicado. "Todavía hay muchos católicos llenos de fe con discapacidades que no sienten ese sentido de pertenencia... No todos reconocemos esta unidad en el cuerpo de Cristo. Los católicos con o sin discapacidades, uno en el cuerpo de Cristo, deben participar juntos en los sacramentos y en la vida de la Iglesia".

NCPD es una organización establecida por los obispos (USCCB) hace 40 años. Para información sobre la organización, visite: ncpd.org.