Todas las religiones, al margen de sus diferencias, coinciden en la importancia de amar al prójimo, respetarlo y tenderle una mano cuando lo necesita. El diálogo y la cooperación es clave para avanzar en objetivos comunes como la armonía, la paz y la defensa de valores compartidos.

Ese es el mensaje que, el pasado domingo, transmitió la XIV caminata anual por la unidad en Washington y que contó con la participación de líderes y fieles de diversas religiones, incluyendo del arzobispo de Washington, Wilton Gregory. 

"En la sociedad en general hay muchas fuerzas que simplemente nos dicen que no estamos destinados a vivir juntos en paz o armonía. Esta celebración es el antídoto para ese pensamiento ya que no sólo estamos destinados a caminar juntos, sino que fuimos creados para convivir en armonía y caminar juntos en el futuro", dijo monseñor Wilton en la ceremonia de apertura de esta actividad en la sede de la Congregación Hebrea de Washington. 

Aplaudió la numerosa participación de gente joven que le da energía a esta actividad y resaltó los muchos beneficios de compartir juntos el camino.

"Esta caminata y los participantes tenemos un mensaje: El futuro es de hecho prometedor, lleno de esperanza, brillante y le pertenece a Dios".

Es la primera vez que el arzobispo Gregory participa en esta caminata, cuya intención inicial fue agrupar a gente de diferentes religiones al conmemorarse un aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre. La actividad se hizo tradición y se repite cada año cerca de la muy recordada fecha. Monseñor dijo que ciertamente, la caminata empezó en respuesta a la violencia: "Pero ya no es más en respuesta a la violencia, es la esperanza de un mañana". 

En la apertura se presentó un grupo juvenil judío de la Universidad de Maryland que cantó a capela y un grupo de niños vestidos con indumentaria tradicional de su religión. "Estamos felices de estar aquí donde muchas religiones se han unido como la católica, judía, hindú, islámica, protestante", expresaron los pequeños.

El arzobispo Wilton Gregory camina rodeado de líderes y fieles de diversas religiones. Foto/Andrew Biraj

La concejal Mary Cheh (distrito 3), dijo que es "extraordinariamente importante estar juntos en paz".

Instó a los presentes a ser generosos, buenos, colaboradores y comprensivos en cada acto que hacemos cada día. "Sigamos caminando juntos, manteniendo nuestros valores", subrayó.

Otros líderes religiosos dejaron en claro que se oponen a los mensajes de xenofobia, división, odio, intolerancia que imperan a nivel generalizado en el discurso nacional. "Nosotros sí creemos en nuestra religión y en la armonía".

Hubo rezos y un mensaje para promover el respeto, el entendimiento y el perdón.

Luego, más de medio millar de personas participaron en la caminata que se prolongó casi por cinco horas e incluyó visitas a los siguientes sitios religiosos en el Distrito de Columbia: Iglesia Católica de la Anunciación, Sikh Gurdwara DC(templo sikh), Catedral Ortodoxa griega Santa Sofía, Iglesia Comunidad de Cristo, Centro Cultural Budista, Catedral San Nicolás, Nunciatura Apostólica de la Santa Sede, Centro Islámico de Washington y la estatua de Mahatma Gandhi.

El Cristianismo destaca que debes amar al Señor -tu Dios- con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente y a tu prójimo como a ti mismo. 

Otros mensajes destacaron en la caminata organizada por el Concilio Interfe del área metropolitana de Washington (ifcmw.org).

"El extranjero que vive contigo debe ser para ti como uno de tus ciudadanos; debes amarlos como a ti mismo, por ustedes que fueron extranjeros en la tierra de Egipto", según una pancarta haciendo alusión al judaísmo. 

En los carteles que portaban los caminantes podía leerse también sobre el Islamismo: "Toda la caridad que des es para los padres y los familiares y los huérfanos y los pobres y los viajeros. Todo bien que hagas, Dios lo sabe".

La religión Sikh también insta a darle la bienvenida al extranjero cuando dice: "Todos deben darte la bienvenida diciendo: Ven y siéntate".

"Sé un hogar para el extranjero, un bálsamo para el sufrimiento, una torre de fortaleza para el fugitivo", rezaba un cartel alusivo a la Fe Bahá'í. Mientras el Zoroastrismo les enseña a sus fieles: "Se bueno, sé amable, sé humano, caritativo, ama a tus compañeros, consuela a los afligidos y perdona a aquellos que te han hecho algo malo".

Los católico alzaban en alto un cartel diciendo: "Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, era forastero y me acogiste".

Más allá de la corriente religiosa que cada quien sigue, en la actividad se pudo entrever la disposición al diálogo y la buena voluntad de trabajar juntos a nivel local. Esta unión interfe es punto de partida para que una fuerza espiritual mancomunada encamine a la comunidad hacia el logro de objetivos comunes y los cambios necesarios.