Los estudiantes de la escuela católica Sagrado Corazón, de la arquidiócesis de Washington, saben que el Día de Acción de Gracias es el momento ideal para compartir con los más necesitados y ayudar a combatir el hambre en el barrio hispano de Mount Pleasant.

Elise Heil, directora de la mencionada escuela, dijo que a finales de octubre se inició una campaña especial de recolección de alimentos enlatados para ser donados a las familias de bajos ingresos económicos durante los días de celebración que se avecinan. 

“La recolección de alimentos es una actividad especial de la escuela en semanas previas al Día de Acción de Gracias. Con la cooperación de los padres de familia se logra que los niños aprendan a ser generosos, a pensar más en dar que en recibir y que siempre debemos pensar en nuestros hermanos en necesidad. Dios nos da la oportunidad de aprender sobre la convivencia en comunidad y fortalecer nuestra espiritualidad a través de la solidaridad”, comentó Heil.

Para los estudiantes Francisco González, Carey Van, Leah Mogus, Brenda Gómez y Elizabeth González, uno de los grupos encargados de revivir las donaciones de alimentos, el Día de Acción de Gracias es una celebración con familiares que sirve agradecer a Dios y para compartir lo poco o mucho que hemos recibido durante el año que está por concluir. 

“Nosotros sabemos que muchas familias hispanas tienen dificultades para compra todos los necesario que se necesitan en un hogar. Es por ello, que en la escuela nos hemos organizado para recibir donaciones para el Día de Acción de Gracias”, dijeron entusiasmados los estudiantes. 

Agregaron que en muchos hogares del barrio latino esperan el Día de Acción de Gracias para ir a asistir a misa, compartir con la familia e iniciar la decoración de las casas con motivos navideños. “Es bonito vivir este tiempo de dar y compartir, especialmente con aquellos que más lo necesitan, sin importar quiénes sean y dónde se encuentren”.

Actividades similares también se han organizado en todas las escuelas católicas y parroquias pertenecientes a la Arquidiócesis de Washington. Caridades Católicas también tiene en marcha un programa especial para ayudar a las familias más necesitadas en estas fechas de celebración espiritual. 

No cabe la menor duda que el Día de Acción de Gracias es un momento especial de oración para todos, en especial para las familias inmigrantes, pues hoy todos son conscientes de las bendiciones que han recibido de parte de Dios.

El papa Francisco también aprovecho los días previos a esta celebración para compartir una pequeña oración: “Bendito seas Padre amado, por todas las cosas que nos has dado, sobre todo, por aquellas que has depositado en nuestros corazones y que nos han conducido por caminos de paz y de bien. Tú eres el creador de todo, la fuente de la misericordia viva, de la bondad y el amor. Recibe en este momento nuestra más sincera gratitud en este Día de Acción de gracias”.