El programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) tiene las horas contadas. La Corte Suprema de Justicia reiteró hace unos días que emitirá su fallo final en el primer semestre del 2020, lo cual deja una ventana de oportunidades para miles de jóvenes ‘soñadores’ que son elegibles para renovar sus permisos de trabajo y licencias de conducir por un plazo máximo de dos años. 

La organización National Immigration Law Center (NILC) pidió prestar mucha atención al momento de responder las preguntas de los formularios 821D (renovación), I-765 (autorización para trabajar) y I-765 W (permiso de trabajo), los mismos que pueden ser presentados hasta 120 días antes de que se venzan los documentos de DACA vigentes. La premura en la renovación busca que la mayoría de los cerca de 700 mil “soñadores” ganen dos años de legalidad si el fallo resultase desfavorable. 

La recomendación de la NILC se sustenta ante la posibilidad de que la mayoría conservadora de la Corte Suprema se incline por poner fin al programa y elimine cualquier tipo de protección contra la deportación de los jóvenes que llegaron al país siendo muy pequeños.

Lucy García, miembro regional de la organización United We Dream, dijo que existen diversas organizaciones pro-inmigrantes que brindan ayuda financiera parcial o total (dependiendo de cada caso) para aquellos “soñadores” que necesitan renovar sus documentos.

“Nuestra organización cuenta con un listado de organizaciones dispuestas a ayudar a los beneficiados con DACA. También es importante que los jóvenes de origen mexicano sepan que los consulados de México en Estados Unidos ofrecen asistencia llamando al 855-463-6395”, manifestó García.

Agregó que la deportación es la principal amenaza contra los “soñadores”, pues un reciente estudio de la Universidad de Siracusa (Nueva York) indicó que el número de extranjeros sin antecedentes criminales detenidos por las autoridades de inmigración de EEUU se ha triplicado en los últimos cuatro años.

“Tenemos que estar alertas porque hace poco el presidente Donald Trump, a través de un mensaje por Twitter, dijo que los jóvenes indocumentados protegidos con el programa DACA 'no son angelitos' y 'algunos son criminales muy curtidos'. Ese comentario es muy preocupante”, acotó García. 

Como se recuerda el programa DACA se estableció en 2012 y otorgó a las personas elegibles que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años un permiso temporal de trabajo renovable de dos años y protección contra la deportación. Sin embargo, eso cambió en el 2017 cuando el presidente Donald Trump anunció la conclusión de esa orden ejecutiva.