El desempleo entre los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos ha crecido un 320 por ciento y hacia fines de abril había 4,3 millones de ellos sin trabajo, según los cálculos del Centro para el Estudio de Inmigración (CIS) divulgados este viernes.

"La admisión continuada de nuevos residentes permanentes y trabajadores con permisos temporarios sobre la base de que hay una escasez de mano de obra carece totalmente de validez", afirmó en un comunicado Steven Camarota, director de este grupo que aboga por unas leyes migratorias más restrictivas.

"Cuando hay 18,2 millones de nativos y 4,3 millones de inmigrantes desempleados, y millones más han abandonado la búsqueda de empleo, es imposible justificar los altos niveles de trabajadores extranjeros en Estados Unidos", añadió.

De acuerdo con los cálculos hechos por CIS, la tasa de desempleo para las personas nacidas en Estados Unidos subió de un 3,8 por ciento en febrero a un 14 por ciento en abril, en tanto que la de los trabajadores inmigrantes saltó de 3,6 por ciento al 16,4 por ciento en el mismo período.

Asimismo calculó que entre febrero y abril el desempleo entre los nativos subió un 250 por ciento y aumentó un 320 por ciento entre los inmigrantes.

"Además de los desempleados, en abril había 49,8 millones de nativos en edad de trabajar, esto es entre 16 y 64 años, y 10,4 millones de inmigrantes de la misma edad, totalmente afuera de la fuerza laboral porque no trabajaban ni buscaban empleo", explicó el instituto.

"Calculamos que la tasa de desempleo para los inmigrantes indocumentados en abril fue de aproximadamente el 19,3 por ciento, comparado con alrededor del 15,6 por ciento para los inmigrantes legales y 14 por ciento para la población nativa", agregó.

El CIS, que explicó que sustenta sus cálculos en los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, calculó que la tasa de desempleo para los nativos mayores de 25 años de edad sin una licenciatura universitaria fue en abril del 15,7 por ciento comparada con una del 7,8 por ciento para quienes tienen al menos una licenciatura.

Entre los inmigrantes también mayores de 25 años, el 19,6 por ciento sin una licenciatura estaba desempleado en comparación con el 10,2 por ciento de los que tienen un nivel académico al menos de licenciatura.

Para completar su argumento de que no es necesaria más mano de obra extranjera, el CIS añadió que las tasas de desempleados entre nativos en trabajos "típicamente desempeñados por los menos educados son ahora elevadas".

En esos trabajos "típicos" de la gente menos educada, y según CIS, la tasa de desempleos de los nativos marcan el 42 por ciento de quienes preparan y sirven comidas; el 21,5 por ciento de los limpiadores de edificios y oficinas; el 19,1 por ciento de quienes arreglan jardines y el 24 por ciento entre los obreros de la construcción. EFE