Los efectos de la pornografía dañan a nuestros matrimonios y familias. No tengan miedo de hablar con sus familias sobre los efectos nocivos de esta plaga. Oren con sus hijos y comparta con ellos sobre el don de Dios para de la sexualidad humana. Pidan al Espíritu Santo que guíe sus debates. Enséñeles a sus hijos que fueron hechos para amar y que ustedes los aman de manera especial e incondicional.

Si usted o un ser querido están luchando contra los efectos nocivos de la pornografía, no se desanime, hay ayuda. Busque el perdón y la misericordia de Dios en la confesión donde pueda experimentar la gracia sanadora del Espíritu Santo a través del Sacramento de la Reconciliación.

Formar un hijo en castidad es una de las responsabilidades más importantes que tienen los padres de familia. Vivimos en una cultura altamente sexualizada, es imperativo que ustedes, como padres, brinden a sus hijos una educación y formación auténtica en el amor y en la castidad.

Lean la respuesta pastoral de la Conferencia de Obispos Católicos (USCCB) sobre la pornografía titulada "Crea en mí un corazón puro". Esta iniciativa incluye recursos que le ayudaran a preparase para educar a sus hijos en este tema.

Aquí algunos consejos para evitar que la pornografía ingrese a sus hogares: Mantenga las computadoras y computadoras portátiles en áreas comunes de su hogar; evite usar el internet cuando se sienta solo, aburrido; instale programas antipornografía y filtros de internet en todos sus dispositivos con acceso a internet.

La pornografía no es un pecado privado, sin víctimas. Hace un daño grave a muchas personas, incluida la persona que lo ve. Ore por las víctimas de la industria de la pornografía y por las víctimas de la trata de personas.

El uso de la pornografía siempre es destructivo. Si está luchando contra la pornografía, busque un director espiritual o un terapeuta católico que afirme la verdad sobre la sexualidad que enseña la Iglesia.

Tome acción en la lucha contra la pornografía en su hogar, reduzca el tiempo que pasa frente de televisión, el uso de Internet o los videojuegos, especialmente si estos provocan ocasiones de riesgo para sus seres queridos, pase más tiempo con su familia, únase a un grupo de estudio bíblico o de oración. 

Encuentre maneras de fortalecer su relación con verdaderos amigos y fortalezca su relación con el Señor. Para obtener más información y recursos adicionales en español, visite: https://adw.org/es/signo-visible/ o https://adw.org/es/antipornografia/