Antes las redadas masivas y los tiroteos en el país cincuenta jefes de policía enviaron un mensaje a la comunidad inmigrante en el que ratifican su compromiso con salvaguardar la vida de "todas" las personas, sin importar su raza o estatus migratorio.

 Esta semana en la carta pública, encabezada por la jefe del Departamento del Alguacil de Fresno (California), Margaret Mims, y el de Houston (Texas), Art Acevedo, las autoridades locales y estatales hicieron un llamado a los inmigrantes a no tener miedo a contactarlos.

 El texto subraya que después del trágico tiroteo del 3 de agosto en El Paso (Texas), y las redadas de inmigración de la semana siguiente, "sabemos que muchos inmigrantes en nuestras comunidades tienen miedo", y su confianza en las autoridades ha disminuido.

 Sin embargo, las autoridades recalcan en su mensaje que "están para servir a todas las comunidades".

 Autoridades de California, Texas, Arizona, Florida, Colorado y estados tan apartados con poca concentración de inmigrantes como Rhode Island se unieron al llamado.

 El mensaje, que alude al tiroteo del pasado 3 de agosto en El Paso, que dejó 22 muertos, y que según documentos del agresor estaba dirigido contra la comunidad latina, y los mexicanos específicamente, los jefes de policía subrayan que están para proteger a "todas las comunidades", sin discriminar raza u origen.

 En el mismo sentido, las autoridades citaron las redadas del 7 de agosto en Misisipi, en el que más de 600 inmigrantes fueron detenidos, y explicaron que la cooperación con las autoridades federales se centra en "responder a las amenazas en nuestras comunidades, cuando la seguridad está en juego, pero que la aplicación de la ley de inmigración es, ante todo, una responsabilidad federal".

 La misiva culmina con una invitación a los inmigrantes asegurando que la confianza de esta comunidad en la policía y las autoridades locales es primordial para mantener la seguridad pública.

 "Por favor continúe llamándonos. Estamos aquí para servir a todos los que viven aquí y comprometidos a mantener a todos a salvo", sostienen. EFE