Una coalición de siete estados encabezados por Nueva York urgieron este miercoles a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) a tomar medidas más enérgicas para afrontar el flagelo del uso de ese cigarrillo entre los jóvenes.

El grupo envió un documento a la FDA en el que urge sugiere que esas acciones deben incluir prohibir la venta de cigarrillos electrónicos por internet así como los cigarrillos con sabor a menta y mentol.

La acción de los fiscales de Nueva York, California, Connecticut, Illinois, Pensilvania, Rhode Island y Vermont surge en respuesta a una guía preliminar que publicó el pasado mes la FDA para productos de tabaco y cigarrillos electrónicos.

La FDA, que ha pedido comentarios a estas directrices, excluyó de la guía los cigarrillos electrónicos con sabores de menta y mentol.

El propósito de la guía es reducir el hábito de fumar en el país, en particular combatir el tabaquismo entre los menores de edad. Alrededor de la mitad de estos jóvenes que fuman prefieren los cigarrillos de menta y los electrónicos de sabor.

El pasado diciembre la FDA informó que había aumentado en un 78 por ciento el consumo de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes en EEUU.

Señaló además que se estima que 3,62 millones de estudiantes de secundaria consumen este tipo de tabaco.

Los fiscales recordaron a la FDA que los cigarrillos electrónicos contribuyen a la epidemia en curso entre los jóvenes, que han demostrado comienzan a fumar tabaco a temprana edad.

"La responsabilidad fundamental de la FDA es proteger la salud y bienestar de los estadounidenses. Aumentar la ejecución de las acciones en cigarrillos electrónicos con sabor es fundamental para la salud pública, especialmente para jóvenes neoyorquinos", dijo la fiscal de Nueva York, Letitia James en un comunicado de prensa conjunto. EFE