Abogados defensores de los inmigrantes argumentaron ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito la necesidad de mantener la posibilidad de obtener asilo a ciertos inmigrantes rechazados en la frontera entre México y Estados Unidos.

Los abogados pidieron este lunes a la corte que mantenga una orden judicial preliminar que impida al gobierno aplicar la Prohibición de Tránsito de Asilo a las personas que no pudieron ingresar a Estados Unidos y se vieron obligadas a esperar en México.

La apelación corresponde a la demanda colectiva presentada en 2018 por la entidad binacional de justicia social "Al Otro Lado" y 13 inmigrantes que buscaban asilo y fueron devueltos a México por el gobierno federal.

"Desde al menos 2016, los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) usaron mentiras, amenazas, coerción y abuso físico, entre otras tácticas, para negar a los migrantes el acceso al proceso de asilo en los puertos de entrada a lo largo de la frontera sur", argumentó el Southern Poverty Law Center, uno de los litigantes en representación de los demandantes.

Un juez de la Corte de Distrito de Columbia suspendió la aplicación de la medida que negaba el asilo a un inmigrante que llega al país luego de pasar por otra nación sin pedir asilo en ella, como es el caso de los guatemaltecos que atraviesan México para pedir asilo en Estados Unidos.

La medida federal requería que para poder pedir asilo aquellas personas procedentes de países como Guatemala, El Salvador u Honduras debían demostrar que solicitaron asilo y se les negó en alguno de los países por los que tuvieron que pasar antes.

La suspensión de la medida federal fue mantenida la semana pasada por una decisión de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco, por lo que las entidades demandantes piden que se les reconozca el derecho de asilo a quienes actualmente han tenido que permanecer en México desde antes de julio 16 de 2019, cuando comenzó la aplicación de la Prohibición de Tránsito de Asilo.

En la videoconferencia de hoy los jueces de la corte escucharon a los abogados Ori Lev de la firma Mayer Brown, y Rebecca Cassler del Southern Poverty Law Center, que también representaron al Centro de Derechos Constitucionales y el Concejo de Inmigración Americana, en nombre de los demandantes.

"Estamos contentos de que la suspensión de la regla esté en pie", señaló Lev al solicitar a la corte que no permita que la medida se vuelva a aplicar.

Por parte del gobierno federal, el abogado Scott Stewart argumentó que consideraba innecesario que la corte se pronunciara nuevamente sobre el tema dado que la medida está suspendida.

En junio la Patrulla de Fronteras puso a 27.535 inmigrantes en vía de expulsión bajo la emergencia de salud pública y arrestó a 2.859 bajo leyes de inmigración en la frontera con México para un total de 259.147 durante el año previo, según datos del Departamento de Seguridad Nacional. EFE