El condado de Prince George (Maryland) inició una nueva campaña en español para prevenir los casos de abuso sexual y la negligencia infantil. Felipe Urquilla, instructor de los Servicios de Protección Infantil, dijo que, a través de charlas, visitas a las escuelas y reuniones en centros comunitarios se busca que los padres de familia aprendan a reconocer, reaccionar y denunciar situaciones que atentan contra la integridad de los pequeños.

Señaló que la mejor ‘arma’ para prevenir el abuso infantil es la educación, ya que muchos padres de familia al no saber cómo actuar ante este problema, optan por el silencio sin medir el daño emocional y físico que les hacen a sus hijos. “En el 2018 el condado registró 2.046 denuncias, pero tan solo 832 víctimas se presentaron para recibir asistencia médica y psicológica. Muchos niños se quedaron sin asistencia clínica por simple desconocimiento de sus progenitores”. 

Urquilla dijo que son cuatro los tipos de abuso infantil que contemplan las leyes del estado de Maryland, los cuales son sexual, físico, lesiones mentales o psicológicas y negligencia. “En lo sexual no solo se considera el contacto físico, sino también el compartir imágenes, el inducir a visitar paginas pornografías y compartir historias de corte íntimo. La ley se hace extensiva para niños recién nacidos hasta jóvenes menores de 18 años”.       

Explicó que, como abuso físico, al margen de los golpes o marcas, las leyes castigan el maltrato emocional, así como los castigos físicos y mentales. “El impedir injustificadamente que un niño juegue o se le impida realizar actividades propias de su edad también pueden ser consideras como abuso”.    

El instructor de los Servicios de Protección Infantil indicó que en Maryland se considera como lesiones mentales o psicológicas cuando un niño abusado ve afectada su salud mental al desarrollar fobias o presentar cuadros depresivos. 

“Por ejemplo, el no registrar a un niño a la escuela fácilmente podría tipificarse como negligencia. El no brindar o solicitar asistencia médica oportuna a un menor de edad también podría ser considerado como negligencia. Nuestra campaña busca capacitar a los padres, prevenir el abuso infantil y evitar las repercusiones legales contra los padres de familia”, manifestó Urquilla.  

Al ser preguntado por las estadísticas del condado, el instructor puntualizó que, en el 90 por ciento de los casos de abuso sexual, el 30 por ciento fueron perpetrados por familias y el 60 por ciento por personas que eran de plena confianza de los padres de familia.  

Felipe Urquilla anunció que jueves 6 de junio se realizará una charla gratuita en español en el Langley Park Multi Services Center (1401 University Blvd. E, Langley Park, MD 20783 suite G-1) de 9:00 a 11:30 AM. “Los padres de familia interesados en saber más sobre este tema pueden registrarse llamando al (301) 952-4849.   

Es importante recordar que un reciente estudio de la Sociedad Estadounidense de Cuidado Positivo de Niños (ASPCC, siglas en inglés) reveló que en el año 2018 cerca de cuatro millones de denuncias de abuso infantil fueron registradas a nivel nacional. Los estados de California, Texas, Florida, Nueva York e Indiana registran la mayor cantidad de denuncias.