El Censo 2020 ya se encuentra a la vuelta de la esquina, pero en un sector de la comunidad hispana todavía persiste cierta desconfianza de brindar la información requerida en los formularios censales. Por ello, los funcionarios federales han recurrido a las organizaciones comunitarias para intensificar su campaña informativa que busca que todas las personas que viven en Estados Unidos sean contadas de manera adecuada.

El objetivo de la actual campaña es asegurar a los encuestados que toda la información personal obtenida por la Oficina del Censo 2020 (nombre de personas, direcciones o datos que podrían ser vinculados con temas migratorios), no puede ser usada ni compartida con otras desentendencias federales.

Asimismo, se busca que todas las personas participen de manera activa y que entiendan que solo respondiendo los cuestionarios se podrá obtener un presupuesto (federal y estatal) y representación política justa.   

Gloria Aparicio Blackwell, directora de la Oficina de Participación Comunitaria de la Universidad de Maryland, recordó que, en los condados de Prince George y Montgomery, la campaña informativa se desarrolla con la participación de activistas de diversos grupos hispanos. 

“Tenemos programado diversas reuniones para explicar a la comunidad que deben participar en el Censo 2020 y que no existe motivo para sentir temor de brindar la información solicitada. El censo tiene un fin estrictamente estadístico y no tiene nada que ver con temas migratorios”, señaló Aparicio Blackwell.

Agregó que la participación de los medios de comunicación hispanos es ‘clave’ para todos entiendan que el censo se realiza por mandato constitucional cada 10 años y sus resultados determinan asuntos vitales como las asignaciones de recursos federales para educación, vivienda y desarrollo económico, y la representación política en la Cámara baja del Congreso.

El Censo 2020 busca confirmar sus proyecciones estadísticas que indican que la población en estados Unidos ya supera los 329 millones de personas.

Usos y Costumbres

A pesar del avance de la tecnología, en donde casi todo se hace ‘on line’ (Internet) en la Oficina del Censo 2020 son conscientes que miles de familias hispanas prefiere responder el formulario de papel en español y con la participación de casi toda la familia, especialmente de los integrantes que dominan el idioma inglés. 

Aunque las preguntas son sencillas, los funcionarios del Censo 2020 vienen distribuyendo abundante información (en bibliotecas, centros comunitarios, dependencias de salud, etc.) para que los hispanos puedan responder las preguntas sin problemas.  

También existe información complementaria en español en la página electrónica: Census 2020 Website in Spanish (https://2020census.gov/es/community-impact.html). 

Para Vanita Gupta, presidenta de la Conferencia de Liderazgo y Derechos Civiles y Humanos, el Censo 2020 es el más grande y más difícil debido a que la población es cada vez más diversa en geografía e idiomas.

Cifras importantes

El crecimiento de la población hispana en Estados Unidos es sostenido y significativo. En el censo 2010 de un total de 308,7 millones personas en el país, 50,1 millones era hispanos (16 % del total) y una década antes en la Unión Americana los latinos ya representaban el 13 por ciento de la población total.

La Oficina del Censo ha indicado que para el primero de abril cada hogar en el país habrá recibido una invitación para participar en el conteo, y las respuestas pueden hacerse en internet, por teléfono o remitiendo por correo el formulario de papel.

En mayo los agentes de la Oficina del Censo empezarán a visitar hogares que no hayan respondido al censo, y en diciembre se entregarán al presidente y al Congreso las cifras que determinarán las asignaciones de fondos. 

Oferta laboral

En vista de la necesidad de recabar y procesar abundante información estadística, la Oficina del censo 2020 actualmente tiene abiertas miles de empleos temporales para personas bilingües que quieran ayudar a su comunidad como censista, asistente de contratación, empleado de oficina y supervisor de campo.

Los salarios y horarios de trabajo pueden variar de acuerdo al puesto de trabajo, ciudad o condado del país. Por ejemplo, en el condado de Montgomery se paga un promedio $29 dólares la hora, en el condado de Prince George $22.5 dólares la hora y en el Distrito de Columbia $22.5 dólares la hora. 

Los interesados en conocer detalles para solicitar un empleo temporal pueden recurrir a la línea de empleos: 1-855-JOB-2020 (1-855-562-2020).