La respuesta solidaria de los sacerdotes y voluntarios de la parroquia Sagrado Corazón de Washington ante hambre provocado por la pandemia del COVID-19 es digna de resaltar. Gracias a las donaciones se lograron preparar de manera urgente 500 cajas con alimentos para ser repartidas entre las personas que hoy se encuentran desempleadas o enfermas que viven en las inmediaciones del barrio de Mount Pleasant y Columbia Heights.

El párroco Emilio Biosca Agüero, quien en el pasado enfrentó situaciones parecidas durante su trabajo pastoral en Nueva Guinea y Cuba, dijo que la orden de las autoridades del Distrito de Columbia de mantener los negocios cerrados y permanecer en casa ha provocado serios problemas económicos a las familias inmigrantes de bajos ingresos económicos que viven en el barrio hispano.

“Nosotros tratamos en lo posible de responder a las necesidades de nuestros feligreses. Preparar bolsas con alimentos para entregarlas a las familias necesitas es posible gracias a la solidaridad de muchas personas de buen corazón, quienes entienden la importancia de compartir con sus hermanos necesitados”, dijo el párroco del Sagrado Corazón. 

También tuvo palabras de agradecimiento por el desprendimiento de muchos miembros de la parroquia, citando como ejemplo el trabajo de feligreses como Juan Meléndez, Carola Cerezo, Mónica Zevallos y Javier Álvarez, quienes desde un primer momento se pusieron al frente de los voluntarios para seleccionar los productos y armar las cajas de alimentos.

El sacerdote franciscano reconoció que la pandemia del COVID-19 ha golpeado de manera directa a la comunidad inmigrantes, especialmente a los hispanos indocumentados, quienes al no poder trabajar se ven imposibilitados de alimentar a sus familiares, pagar el alquiler de sus viviendas, adquirir medicinas y cumplir con sus obligaciones monetarias.

Agregó que la repartición de cajas con alimentos- que también incluyen rosarios, tarjetas de oración e información importante- es una respuesta de la Iglesia a sus fieles en momentos de máxima necesidad. 

“En nuestra parroquia todos nos fortalecemos espiritualmente con la oración, pero a la vez ponemos en practica nuestra fe ayudando a los más necesitados”, manifestó el párroco Emilio Biosca Agüero. 

Asimismo, recordó que, con el apoyo de los integrantes de Radio Kerigma, todos los días al mediodía la parroquia ofrece misas bilingües ‘on line’ para fortalecer la fe de nuestros fieles.

“El apoyo desinteresado de los jóvenes de Radio Kerigma es posible transmitir las misas “on line” desde las plataformas de Facebook y YouTube. El esfuerzo de todos vale la pena para difundir el Evangelio”, acotó el religioso.

Horario de misas dominicales ‘on line’:

10:00 AM (inglés)

12:00 PM (español)

2:00 PM (creole)

3:00 PM (vietnamita)