El manejo integrado de plagas produce un impacto mínimo en el medio ambiente y desde hace dos décadas el departamento de parques del condado de Montgomery (Maryland) desarrolla un programa especial que permite mantener las áreas verdes con el uso de métodos alternativos como la eliminación mecánica de las malas hierbas o la aplicación de espuma caliente en faenas de deshierbe en zonas de difícil acceso. Esas labores hoy coinciden con el llamado del papa Francisco a cuidar la “Casa Común” donde vivimos. 

En las labores del cuidado medioambiental la participación de los hispanos es evidente. Muchos de ellos forman parte del programa “Guerreros de Hierbas”, un programa de voluntarios que ayuda al personal de mantenimiento de los parques a erradicar manualmente las malas hierbas.

El mexicano Carlos de La Torre, quien trabaja en el Environmental EducationCenter de Maryland, dijo que desde el 2016 en el condado de Montgomery se comenzó a trabajar en diez parques sin pesticidas y debido al éxito logrado hoy 45 de los parques más visitados durante el verano están exentos del uso de sustancias químicas o nocivas para el medioambiente.  

“Las evaluaciones y ajustes al programa son permanentes en Maryland. Confiamos que con el uso de nuevas tecnologías se pueda eliminar el uso de pesticidas convencionales en los parques, zonas verdes de uso público y centros de recreación. La ayuda de los voluntarios es fundamental para lograr los objetivos trazados”, manifestó La Torre. 

Agregó que, además de los 45 parques libres de pesticidas, todas las áreas de césped en los parques locales, jardines comunitarios y los 273 campos de juego se mantienen sin el uso de pesticidas. A la fecha esos avances representan una disminución del 73 por ciento en el presupuesto destinado a pesticidas.  

La Torre señaló que los parques se encuentran abiertos durante todo el año y el condado siempre programa eventos especiales durante los fines de semana. “En el invierno tenemos eventos dirigidos a estudiantes de las escuelas públicas en donde solo se pide que los niños vengan acompañados de sus maestros o padres de familia. Para cualquier información pueden llamar al (301)258-4030. Todas las actividades son gratuitas”. 

Voluntarios

Las personas que quieran ser voluntarias son bienvenidas. La edad mínima es 16 años, con disposición a comprometerse a un mínimo de dos horas semanales y, por cuestiones de seguridad, permitir la revisión de sus antecedentes personales. También se aceptan grupos de estudiantes de secundaria que necesitan para cumplir con horas de servicio público.

Los voluntarios que quieran convertirse en ‘jardineros voluntarios” recibirán orientación gratuita en el mantenimiento de plantas nativas. Sus labores estarán ligadas a tareas de cuidado de los jardines, riego, recojo de plantas marchitas por el cambio de clima, preparación de las tierras de jardín y limpieza general. 

El objetivo del programa de voluntarios es que, al margen del trabajo físico, es que todos aprendan lo que cuesta mantener un ecosistema equilibrado en los parques públicos. 

Otras de las labores reservadas para los voluntarios es la eliminación de plantas invasoras, también conocido como no nativos invasoras (NNIS), que en la actualidad puede representar una de las mayores amenazas para la salud y la biodiversidad de los parques públicos del condado de Montgomery.

Los voluntarios que opten por trabajar en NNIS serán entrenados para identificar las plantas buenas y las malas.