En un mensaje de vídeo para el "Encuentro Fratello 2019", promovido en Lourdes por la Asociación Fratello, del 14 al 17 de noviembre, Francisco recuerda el significado de la Jornada Mundial de los Pobres, establecida en 2017.

Una oportunidad para ser "más conscientes de la pobreza", la que "Jesús también vivió", en los momentos en que fue dejado de lado y no fue aceptado. Este es el sentido de la Jornada Mundial de los Pobres en palabras del Papa Francisco en un mensaje de vídeo para el "Encuentro Fratello 2019", promovido en Lourdes por la Asociación Fratello. El evento - 4 días de amistad y oración - está programado desde el próximo jueves 14 de noviembre hasta el domingo 17 de noviembre, que es la tercera Jornada Mundial de los Pobres, establecida por el Papa en 2017.

En el mensaje en vídeo, grabado el 5 de octubre y ahora publicado en el perfil de Facebook de la Asociación, comprometido con la promoción de iniciativas a favor de los más pobres y vulnerables, Francisco recuerda cómo los miembros de esta realidad viven, cada uno, una pobreza que tiene sus orígenes y sus razones. El Papa los exhortó a "estar todos juntos": sería bueno, dijo, que pudieran ir, quizás acompañados, a la cita de Lourdes, para estar cerca de "la Madre de Jesús", que también conoce "el lenguaje de la pobreza".

El pasado mes de junio se dio a conocer el mensaje del Santo Padre para la Jornada, titulado "La esperanza de los pobres no se desilusionará nunca", en el que Francisco recuerda cómo hay una "verdad profunda" que la fe consigue "impresionar" sobre todo en los corazones de los más pobres: "restaurar la esperanza perdida ante la injusticia, el sufrimiento y la precariedad de la vida". En el texto, el pensamiento del Papa se dirige en particular a los hombres, las mujeres, los jóvenes, los niños, las víctimas de la nueva esclavitud que los hace inmigrantes, los huérfanos, los desamparados, los marginados. Vaticano News