Actualmente la Oficina del Censo de Estados Unidos realiza el recorrido de direcciones, la primera operación de campo importante previo al Censo del 2020. El objetivo es mejorar y perfeccionar la lista de direcciones de los hogares y albergues temporales de todo el país, lo cual es necesario para hacer entrega de los cuestionarios.

Hasta el momento se han implementado diversas mejoras e innovaciones en la última década, incluyendo actualización de tecnologías para el recorrido de direcciones en los vecindarios y para desarrollar listados de direcciones y mapas completos y actualizados.

“La Oficina del Censo está dedicada a asegurarse de que estamos avanzando según lo planeado y estamos preparados para cumplir con la misión del Censo 2020”, dijo Steven Dillingham, director de la Oficina del Censo.

Explicó que ahora la Oficina del Censo utiliza un nuevo software llamado Aplicación para la Evaluación, Estudio y Clasificación de Bloques (BARCA, siglas en inglés), mediante el cual se pueden detectar nuevos proyectos de vivienda, construcción de nuevos edificios o cambios en la zonificación de viviendas.


Hoy la Oficina del Censo de Estados Unidos puede verificar el 65 por ciento de las direcciones usando imágenes satelitales. Los empleados, responsables de recopilar direcciones, ahora están recorriendo los vecindarios de todo el país comprobando las direcciones que no han sido verificadas usando el software BARCA. El recorrido continuará hasta mediados de octubre.

Para seguridad de todos los residentes, los empleados tienen credenciales y maletines que indican su afiliación con la Oficina del Censo. Es posible, que los funcionarios realicen algunas preguntas sencillas para verificar la dirección y cualquier otro lugar de vivienda en la propiedad para su inclusión en el censo.

Los empleados se presentarán como empleados de la Oficina del Censo, mostrarán su tarjeta de identificación oficial del gobierno y explicarán el propósito de la visita. Las personas también pueden pedirles una identificación con fotografía de otra fuente para confirmar su identidad.

El Censo 2020 comienza oficialmente a contar a las personas en enero de 2020 en la remota Bahía de Toksook, Alaska. Después del conteo de personas en ese lugar, la mayoría de los hogares del país comenzarán a recibir invitaciones para responder por internet, por teléfono o por correo en marzo de 2020.

La Constitución de Estados Unidos ordena que se realice un censo de la población cada 10 años. Los datos del censo se usan para determinar el número de representantes de cada estado en el Congreso y cómo más de $675 mil millones en fondos federales se distribuyen cada año a los estados y a las comunidades locales para servicios e infraestructura, incluyendo atención médica, empleos, escuelas, carreteras y negocios.