El obispo de Austin, Joe S. Vásquez, presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, siglas en inglés) condenó hoy la nueva norma publicada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) sobre el cuidado y custodia de niños inmigrantes relacionado al Acuerdo de Conciliación Flores.

El citado acuerdo establece principios fundamentales y protecciones críticas con respecto al cuidado, la custodia y la liberación de los niños inmigrantes que se encuentran bajo custodia federal, incluidos los requisitos generales de que se alojen en el entorno menos restrictivo y en instalaciones autorizadas para el cuidado de niños. La nueva norma socavará drásticamente las protecciones existentes en el Acuerdo Flores para niños inmigrantes bajo custodia federal.

"Esta regla tendrá consecuencias desgarradoras para los niños inmigrantes, aquellos a quienes el papa Francisco ha considerado ‘el grupo más vulnerable’ entre los migrantes", dijo Vásquez. “Es un intento de la Administración (Trump) de eludir las obligaciones existentes y socavar las protecciones críticas para estos niños. Esta regla pondrá en peligro el bienestar y el trato humano de los niños inmigrantes bajo custodia federal y dará como resultado que los niños sufran consecuencias duraderas de ser detenidos por períodos prolongados en detención familiar. Nos oponemos a esta regla que creemos que es ilegal e inhumana. Innumerables niños se verán perjudicados por esta nueva regulación y esto simplemente no es aceptable".

La Conferencia Episcopal también se opuso a esta norma cuando fue inicialmente propuesta por los departamentos de Seguridad Nacional, y Salud y Servicios Humanos al emitir comentarios detallando las preocupaciones por la regla e instando a que fuera rescindida.