Los niños y las niñas pasan más tiempo que lo recomendado delante de pantallas de televisión, computadoras o teléfonos móviles, en especial los hijos de madres primerizas y los que son cuidados en el hogar, según un estudio que publica este lunes JAMA Pediatrics.

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que los niños menores de cinco años deben estar menos tiempo sentados mirando pantallas, deben dormir mejor y tener más tiempo para juegos en los cuales participen físicamente si se espera que crezcan sanos.

 El estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés) con la Universidad de Albany y el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, encontró que el promedio de tiempo diario que los niños pasan frente al televisor o utilizando una computadora o dispositivo móvil aumenta de 53 minutos a los 12 meses de edad a más de 150 minutos a los 3 años.

 A los 8 años, los niños tenían una mayor probabilidad de registrar la mayor cantidad de tiempo de pantalla si su cuidado había sido en el hogar o eran hijos de madres primerizas.

 "Nuestros resultados indican que los hábitos de pantalla aparecen temprano", dijo Edwina Yeung, autora principal el estudio e investigadora en la división Epidemiología del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano.

 "Este resultado -advirtió- sugiere que las intervenciones para reducir el tiempo de pantalla podrían tener una mejor probabilidad de éxito si se las introduce tempranamente".

 Cuando en abril la OMS publicó sus recomendaciones más recientes sobre la salud infantil, indicó que los niños entre 2 y 5 años de edad no deberían pasar más de 60 minutos por día adelante de alguna pantalla, y los menores de 2 años no deberían estar ante la pantalla totalmente.

 Por su parte la Academia Pediátrica Estadounidense ha recomendado que los niños de menos de 18 meses no estén expuestos a pantallas, y que los niños entre 2 y 5 años de edad limiten a una hora por día esa exposición.

 Los investigadores del NIH y sus colegas analizaron los datos del estudio Upstate KIDS, que se llevó a cabo originalmente para seguir el desarrollo de los niños concebidos tras tratamientos por infertilidad y nacidos en el estado de Nueva York de 2008 a 2010

 Las madres de casi 4.000 niños participantes en el estudio respondieron preguntas sobre los hábitos de sus niños con los medios a los 12, 18, 24, 30 y 36 meses de edad. También respondieron a preguntas similares cuando los niños tenían 7 y 8 años de edad. El estudio compiló información demográfica adicional sobre las madres y los niños a partir de los registros de nacimientos y otras encuestas.

 En el estudio actual, los investigadores encontraron que el 87 por ciento de los niños tenían un tiempo de pantalla que excedía las recomendaciones de la Academia Pediátrica.

 Sin embargo, si bien el tiempo de pantalla se incrementa durante la primera infancia, a los 7 y 8 años de edad el tiempo de pantalla disminuye a menos de 1.5 hora por día. Los investigadores creen que esta disminución se relaciona con el tiempo consumido por las actividades relacionadas con la escuela. EFE