El Center for American Progress publicó hoy un nuevo informe que analiza cómo las autoridades de inmigración están poniendo en peligro la salud de mujeres y niñas en centros de detención de inmigrantes. 

El informe sigue a una decisión de 2017 de la administración Trump de ponerle fin a una política que presumía la liberación de detención de inmigrantes para mujeres embarazadas. Los principales hallazgos del reporte incluyen:

  • La proporción de mujeres bajo custodia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, siglas en inglés) aumentó entre 2009 y 2016. Mientras tanto, la duración de la detención promedio aumentó sustancialmente.
  • Desde octubre de 2017 hasta agosto de 2018, ICE habría detenido a 1.655 mujeres embarazadas. En los años fiscales 2017 y 2018, se reportó que 28 mujeres tuvieron abortos espontáneos bajo custodia de ICE. 
  • La detención se suma al trauma de mujeres y niñas que a menudo han experimentado violencia de género. De más de 8.400 informes de confinamiento solitario en detención de ICE desde 2012 hasta principios de 2017, más de la mitad involucró a una persona en confinamiento solitario durante más de 15 días, y aproximadamente un tercio de los casos involucraron a una persona con una enfermedad mental.
  • De 1.224 denuncias de abuso sexual bajo custodia del Departamento de Seguridad Nacional entre enero de 2010 y septiembre de 2017, solo 43 fueron investigadas; el 59 por ciento de los presuntos autores fueron identificados como oficiales de detención o contratistas privados. 

El informe también incluye una serie de recomendaciones de políticas, tales como:

  • Restablecer la presunción de liberación de embarazadas detenidas.
  • Prohibir la práctica de encadenar a embarazadas detenidas.
  • Aumentar la supervisión del Congreso sobre cómo las agencias de aplicación de la ley de inmigración hacen cumplir los estándares de atención médica para mujeres y niñas en detención de inmigrantes
  • Terminar el proceso de agencias del gobierno federal que comparten información sobre niños bajo custodia de ORR y sus posibles patrocinadores.
  • Prohibir el uso de confinamiento solitario en la detención de inmigrantes.
  • Asegurar que las agencias que detienen inmigrantes estén implementando estándares de atención médica y de salud mental culturalmente competentes e informados en el trauma.