El cambio climático ha dado pie a una fuerte movilización de la comunidad a nivel parroquial, vecinal y comunitario en los últimos años. Son movilizaciones con el objetivo de despertar la conciencia -especialmente de los más jóvenes- sobre la importancia de cuidar la naturaleza y de alentar cambios en pro del planeta.

Para los católicos se trata de una batalla en defensa de la vida, porque sin planeta no hay vida.

La parroquia San Camilo, de Silver Spring, es una de las iglesias de la Arquidiócesis de Washington que más se moviliza para poner en práctica la encíclica ‘Alabado Seas’ del papa Francisco, crear conciencia en la comunidad de fe y tomar acción en pro del planeta. Es pionera en la movilización parroquial a nivel local y centraliza sus actividades en defensa de la naturaleza en su comité de justicia y paz de la creación. 

El padre Jacinto Orzechowski ha sido clave en la consolidación de este grupo durante varios años. Algunas de las actividades realizadas en los últimos años están las ferias, campañas, la zambullida en el Río Potomac y retiros".

Explicó que realizan la feria anual del Día de la Tierra, que consiste de diferentes actividades de concientización ecológica, acciones prácticas que uno puede hacer para proteger nuestra casa común, oportunidades de involucrarse con diferentes organizaciones cívicas para abogar en favor del planeta. 

Mencionó la campaña de solidaridad con el movimiento social en El Salvador para prohibir la minería metálica en ese país. Dicha campaña ha sido un éxito, dijo el padre.

Otra campaña ha sido de abogacía para promover la energía eólica en la costa de Maryland. "En una oportunidad tuvimos más de cuarenta hispanos en Annapolis, Maryland. Logramos que la ley fuera aprobada en la legislatura estatal", subrayó.

Los parroquianos de San Camilo disfrutan mucho de la "Zambullida del Oso Polar", una iniciativa muy ingeniosa en la cual participan varios hispanos año tras año. Se trata de lanzarse a las gélidas aguas del río Potomac para crear conciencia sobre la importancia de cuidar el medioambiente. "Es un proyecto de recaudación de fondos para la organización local que lucha para proteger nuestra casa común y promover la energía limpia y renovable", dijo el padre.  

Más de medio millar de fieles de San Camilo participan también en un retiro de adviento en el cual aprenden sobre la fe católica y las enseñanzas de la iglesia sobre el cuidado de la creación. La feligresía se organizó en apoyo al proyecto legislativo estatal "Clean Energy Jobs Act" que finalmente se convirtió en ley.

El comité también ha organizado un retiro eco-espiritual para jóvenes en el Santuario de los Pantanos en Jug Bay, Maryland. Una iniciativa educativa, divertida y en favor de la naturaleza.

El comité de justicia y paz de la creación de San Camilo es coordinado por Otto Pérez desde hace algunos años. Inf: [email protected]

Cada año los feligreses de San Camilo -en su mayoría inmigrantes hispanos- participan con entusiasmo, junto con fieles de otras parroquias, en una jornada anual de acción cívica en Annapolis. Esta actividad, organizada e impulsada por la Conferencia Católica de Maryland (CCM), es una oportunidad para visitar las oficinas de los legisladores estatales y hacerles saber cara a cara las prioridades de los católicos.

La CCM le ha pedido a los católicos del estado que se comuniquen con sus representantes en Annapolis en apoyo a la iniciativa legislativa proambiente denominada 'trabajos de energía limpia'y efectivamente fue aprobada en la primavera. Esa victoria fue la culminación de años de trabajo comunitario tras bastidores, según los líderes organizadores.

También, los miembros de la nueva organización "Católicos de Maryland por Nuestra Casa Común" se reunieron con legisladores para clamar por el avance de iniciativas de ley en pro del medioambiente.

Los grupos medioambientalistas católicos e interfe han jugado un rol clave en el avance de propuestas proplaneta. Consideran que es parte del llamado a ser un católico comprometido.

Además de las movilizaciones, hay que tomar acción a nivel parroquial. Parroquias como San Juan Vianney y San Ambrosio en Maryland y  San Juan Newman en Virginia han implementado iniciativas para ahorrar energía y convertirse en comunidades más ecológicas.

La Liga de Votantes de Maryland en pro de la Conservación continua el trabajo de abogar por políticas conservacionistas, apoyar candidatos que defienden el medioambiente, hacer que los funcionarios electos y líderes nombrados se responsabilicen en la protección y restauración del medioambiente en Maryland.

"Ustedes se han mantenido en la lucha para ayudar a que se apruebe la Ley de Reducción de Gases Invernadero, la primera ley de trabajos de energía limpia. Gracias a ustedes tuvimos una amplia victoria en la última sesión legislativa, en la cual se prohibió el ‘styrofoam’ y se allanó el camino para una flota de autobuses no contaminantes", dijo en un comunicado Kristen Harbeson de la liga LCV de Maryland. ‘Styrofoam’ es polietileno (polímero preparado a partir de etileno) usado como aislante térmico.

"Para el 2030, tenemos que reducir totalmente las emisiones de gases invernadero contaminantes en Maryland y en un 60 por ciento a nivel nacional. Vamos a trabajar todos juntos para hacer esto realidad", dijo Kristen.

La mayor organización medioambientalista de Estados Unidos, Sierra Club, en el 2019 , logró que millones de estudiantes abogaran por la justicia climática. Ahora 140 ciudades están comprometidas al 100 por ciento con la energía renovable. En Arizona, Colorado y Nuevo Mexico, la Cámara de Representantes hizo grandes avances en la protección de las tierras.