Un nuevo centro de urgencia fue inaugurado, este viernes, por el monseñor Wilton Gregory, arzobispo de Washington, quien bendijo las nuevas instalaciones que brindarán atención a los pacientes del noreste del Distrito de Columbia.

El centro opera en el edificio del antiguo hospital Providence y tiene por objetivo principal garantizar una mejor respuesta en emergencias médicas y transferencia inmediata a los diversos hospitales capitalinos. 

Las nuevas instalaciones clínicas atenderán a los pacientes de lunes a viernes de 8am a 10pm, mientras que los fines de semanas la atención será de 8am a 3pm. Los más beneficiados serán los residentes del Distrito 5 de la ciudad.

El arzobispo de Washington, monseñor Wilton Gregory, habla durante la ceremonia de inauguración del Centro de Atención de Urgencia de Providence. Foto/ Andrew Biraj

“Debemos dar gracias a Dios por tener un lugar donde brindar atención médica a las personas que más lo necesitan, especialmente los ancianos, personas de bajos ingresos económicos y que no tienen quien los cuide. Este centro se convertirá en un lugar donde los necesitados podrán encontrar compasión, consuelo, curación y esperanza”, dijo el monseñor Gregory.

El arzobispo de Washington aprovechó la ocasión para conversar con los médicos, enfermeras y personal administrativo destacando su “misión de atender a los demostrando su amor por el prójimo”. Les pidió en nombre de Dios que “siempre sean sensibles ante el dolor de sus hermanos”. 

El nuevo Centro de Atención de Urgencia de Providence está ubicado en la antigua sala de emergencia del viejo hospital, el mismo que fue fundado por las Hijas de la Caridad en 1861 y había atendido a pacientes en Washington durante más de 150 años. 

“Ascensión”, la organización de atención médica propietaria de Providence, anunció a fines de 2018 que cerraría el hospital principal pero continuaría operando el consultorio médico.

La doctora Tamarah Duperval-Brownlee, directora ejecutiva del Sistema de Salud de Providence, dijo que la apertura del centro de atención de urgencia “es un hito importante en nuestro compromiso de servir a las personas más necesitadas”.

El Dr. William Strudwick, médico que sirvió por 26 años en el Hospital de Providence y ahora estará atendiendo en el nuevo centro, dijo estar agradecido por tener la oportunidad de continuar sirviendo a la comunidad.