Agosto es un mes especial para los salvadoreños. Este domingo 4 los fieles cuscatlecos se reunirán en la parroquia Santa Catalina Laboure para celebrar las fiestas en honor al Divino Salvador del Mundo y el pasaje bíblico de su Transfiguración. Este año el celebrante principal será monseñor Constantino Barreda Morales, obispo de la diócesis de Sonsonate (El Salvador).

El programa incluye el rezo del Santo Rosario (10:00AM), meditación de la Palabra (11:30 AM) y la Santa Misa (12:45 PM). Al final del servicio religioso se realizará una celebración especial en el salón parroquial Claridge, en donde los asistentes podrán disfrutar de bailes típicos y comida salvadoreña. 

Voceros del Comité Hispano de la parroquia Santa Catalina Laboure invitaron a todos los fieles de la zona Wheaton para que asistan a la misa y compartan con los salvadoreños. Para mayor información los interesados pueden llamar al (301) 946-3636.

Es importante recordar que la celebración se dio inicio el sexto día de agosto del año 1528 -como el día en que se celebrará la Transfiguración- en un pequeño poblado situado al sur de la actual ciudad de Suchitoto, donde fue reasentada la villa española de San Salvador. La misma había sido fundada tres años antes por Pedro de Alvarado y puesta bajo la advocación divina de la Santísima Trinidad. 

En ese entonces, frente a un pequeño grupo de moradores, ibéricos e indígenas, el cura Francisco Ximénez ofició una misa a campo abierto, para conmemorar la Transfiguración de Jesucristo en el Monte Tabor. La ocasión fue narrada en los escritos neotestamentarios de la Biblia, cuando los discípulos del carpintero galileo tuvieron oportunidad de verlo rodeado de luz, acompañado por Elías y Moisés, en una demostración plena de su vinculación terrestre y celestial.

Se trata de una ceremonia sencilla, envuelta entre los cánticos y rezos de la gente, el humear de las velas, el olor a inciensos y perfumes, el tañido de una campana y la explosión de cohetes en lo alto de los cielos. De esta manera, se cumplen a cabalidad con las disposiciones establecida en 1457 por Su Santidad Calixto III, quien ordenó que la Transfiguración fuera celebrada con solemnidad cristiana el seis de agosto de cada año hasta el fin de los tiempos.

Una réplica de la imagen que está en San Salvador sale cada año en procesión en diferentes parroquias de la Arquidiócesis de Washington celebrando al igual que en San Salvador la transfiguración de Nuestro Señor Jesucristo.