La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), la organización hispana más antigua del país, cumple 90 años con el objetivo de seguir creciendo para defender los derechos civiles de la comunidad latina, dijo su presidente, Domingo García.

 "La meta de nosotros es de estar en los 50 estados (actualmente están en 45), y ser la organización más poderosa de derechos civiles en los Estados Unidos. Pienso que estamos llegando a ese nivel", declaró García en las vísperas de que este miércoles comience su convención nacional anual.

 A este encuentro, que tendrá lugar entre el 10 y el 13 de julio en Milwaukee (Wisconsin) acudirán unas 20.000 personas, entre ellas los aspirantes a la nominación demócrata a la Presidencia en 2020 Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Beto O'Rourke y Julián Castro, que participarán en un foro en el que se hablará de sus políticas.

 Desde que LULAC fue fundada en 1929 en Texas como un grupo de veteranos hispanos de la Primera Guerra Mundial que se unieron a otros grupos de derechos civiles, el objetivo fue acabar con la discriminación étnica y racial contra los latinos.

 A partir de ahí se convirtió en una organización nacional y hoy en día tiene 132.000 miembros a lo largo de los Estados Unidos y Puerto Rico.

 Antes de asumir el puesto de presidente de LULAC, García había trabajado como periodista y abogado. También fue el primer alcalde "pro tempore" de origen Latino de Dallas (Texas) y de 1996 a 2002 fue miembro en la Cámara de Representantes de Texas.

 Esta experiencia lo preparó para luchar por los derechos de los inmigrantes en Washington y para abordar los problemas que más afectan a la comunidad latina, como la educación.

 "Para LULAC, la educación siempre ha sido el tema más importante. Queremos conseguir más fondos y maestros bilingües para las escuelas públicas por todo Estados Unidos. Queremos que cada joven pueda tener la oportunidad de ir al colegio y tener su sueño americano", declaró García.

 LULAC da becas a nivel nacional y García marca la educación como "la meta número uno para levantar la comunidad de la pobreza".

 El trabajo de esta organización se centra también en lograr una resolución que daría una vía a la ciudadanía a los "dreamers" (soñadores).

 Para lograrlo, explicó, han mantenido reuniones en la Casa Blanca con Jared Kushner, yerno e integrante del equipo de consejeros del presidente Donald Trump, y miembros de los partidos demócrata y republicano.

 Para la actual Administración, García tuvo palabras de reproche, especialmente por su "fuerte ataque" contra los derechos civiles de los latinos.

 "Estamos viendo leyes que no hemos visto desde el tiempo en que intentaron a excluir los afroamericanos en los sesenta con las leyes (de segregación racial) de Jim Crow", criticó.

 Para combatir esta situación y la creada en estados como Texas y Florida, donde se han aprobado medidas que considera antiinmigrantes, el presidente de LULAC apostó por una mayor participación política de los latinos.

 "Queremos registrar más personas para votar", dijo García sobre los latinos, el segundo bloque de votantes más grande en las próximas elecciones presidenciales, con 32 millones de personas, según datos de Latino Vote Project.

 En este año que celebran su 90 aniversario, LULAC se ha mostrado muy activo y en mayo colaboraron para que una delegación de más de 120 líderes electos y comunitarios de Puerto Rico y EEUU fuese a Washington para que el Congreso federal destinase ayudas millonarias a la isla para superar la devastación del huracán María en 2017.

 El mismo mes tuvieron una repercusión viral cuando enviaron un grupo de mariachis y un camión de tacos mexicanos a una mujer que fue grabada haciendo unas declaraciones racistas contra una latina.

 Y en junio LULAC pidió a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que ayude a los miles de niños que permanecen en centros de detención tras cruzar la frontera con México.

 García asegura que muchos jóvenes están prestando atención a estas iniciativas a través de las redes sociales.

 "Me gusta que hay muchos jóvenes que están levantando sus voces, haciendo voluntarios en organizaciones como LULAC o en campañas políticas. Eso es algo nuevo que estamos viendo más: una consciencia moral y social que no se había visto en la última década", denotó.

 Para jóvenes y adultos LULAC quiere encarnar el eslogan que ha elegido para la convención que empieza el miércoles: "90 años construyendo poder y transformando comunidades en todo Estados Unidos".

 Para lograrlo, durante estos días realizarán talleres, una feria de universidades, carreras y salud, y otras actividades enfocadas en apoyar y unir la comunidad latina. EFE