Una nueva promoción de graduados de la Academia de Policía para la Comunidad Hispana de Gaithersburg, Maryland, dedicará parte de su tiempo a atender las necesidades de la creciente población hispana en el condado de Montgomery, amén de concienciar a los ciudadanos de que los policías no son “oficiales de inmigración”.

Luis Pineda, uno de los miembros de la octava promoción del programa comunitario de la policía de Montgomery, cuya graduación se celebró el 9 de octubre, dijo que en las doce semanas de formación aprendió cómo evitar, por ejemplo, que la comunidad sea víctima del fraude.

Señaló, además, haber adquirido una idea clara y global de cómo dirigirse a los miembros de la comunidad para conocer sus opiniones o inquietudes. 

Si el policía de turno no habla español, el trabajo se dificulta mucho. Por eso, “los voluntarios estamos dispuestos a romper esa barrera idiomática para acercar la comunidad latina a la academia de policía”, agregó.

“Quiero divulgar lo aprendido entre los jóvenes de la zona que puedan estar interesados en unirse al programa, y concienciar a la población de la importancia que tiene el trabajo conjunto entre la policía y la comunidad, ya que las fuerzas de seguridad están para protegernos y servirnos y, si no confiamos en ellos ni sabemos cuál es su verdadero rol, no podremos beneficiarnos los unos de los otros”, señaló Antonio, otro de los graduados. 

Miguel Olivares, vicepresidente de la directiva de la asociación de graduados de la Academia de Policía para la Comunidad Hispana es también voluntario del programa de prevención del ausentismo escolar.

La amabilidad, paciencia, don de gente y picardía que le caracterizan le permiten entablar una relación de amistad con los adolescentes del programa, lo cual es esencial para averiguar los motivos de dicho ausentismo.

Los motivos de la inasistencia a la escuela son diversos, pero el denominador común suelen ser los problemas de comportamiento del estudiante, que se agravan con el tiempo. Y es aquí donde el equipo de personas del programa, formado tanto por antiguos psicólogos y policías que ahora hacen de voluntarios, como por maestros y personal de los tribunales de Maryland, trabajan conjuntamente para lograr que los estudiantes regresen a las aulas y consigan graduarse. 

El programa de prevención de atropellos de peatones es otro de los proyectos de la Academia de Policía, que se lleva a cabo gracias a la colaboración con los cuerpos de bomberos, la Cruz Roja y las escuelas. El objetivo de dicho programa es concienciar a la ciudadanía residente en el condado de Montgomery sobre las reglas de seguridad vial. 

Denis Tobar, director de comunicaciones de la Academia de Policía, es uno de los voluntarios del programa de prevención de atropellos de peatones, y asegura que muchos ciudadanos no son conscientes de algo tan simple como que la luz de color ámbar de los semáforos indica precaución; “por eso trabajamos con los bomberos, la policía, la Cruz Roja, escuelas e incluso con la Administración de Vehículos Motorizados”. 

Para más información sobre cómo inscribirse como voluntario en la Academia de Policía para la Comunidad Hispana, llame a la coordinadora, Bernadette Goovaerts, al (240)773-6920 o envíe un correo a [email protected] con su nombre completo, dirección, fecha de nacimiento y correo electrónico de contacto.