El aporte de los trabajadores inmigrantes hispanos, es clave para que las empresas puedan operar a nivel local -según se desprende de algunas entrevistas realizadas en la reciente Feria del Trabajo, organizada por el periódico El Pregonero en la parroquia San Miguel Arcángel de Silver Spring, Maryland.

Aportan grandemente a la economía de la región de Virginia, Washington y Maryland, generalmente haciendo más de un trabajo o estableciendo su propio negocio.

Aportan talento y entusiasmo, se caracterizan por su trabajo fuerte y sus ganas de progresar.

"Los hispanos mueven la economía local", dijo Carlos Sibrián, gerente de cuenta en la agencia de seguros Encompass. "Todos nuestros agentes son latinoamericanos y buscamos más para entrenarlos. Es que más del 80 por ciento de nuestros mil clientes son hispanos y en su mayoría son empresas", dijo quien da constancia del constante surgimiento de nuevos negocios por parte de inmigrantes hispanos. Se trata de restaurantes, empresas de construcción, remodelación, electricidad, plomería y mantenimiento. "El desempleo en esta región es bajo porque mucha gente establece su propio negocio", agregó quien aplaude el espíritu emprendedor que caracteriza a los latinos.

Precisamente puede notarse en la empresa Davey, en la cual la mayoría de los cuatro mil empleados son hispanos con participación en la compañía. "Cada empleado es dueño porque tiene acciones, además de un buen paquete de beneficios", explicó Elcy Arias, representante de Davey.

Se dedican a cortar y cuidar árboles a nivel residencial y comercial. Entre sus clientes está la Casa Blanca, el fuerte militar Belvoir, el Smithsonian, la Galería Nacional y la ciudad de Alexandria.

Davey, empresa dedicada al cuidado de los árboles todo el año, depende de la mano de obra hispana. Es un sector del mercado de trabajo que los inmigrantes conocen bien, al que tienen mucho que brindar y les gusta. "Los hispanos son los que quieren trabajar en este campo. La empresa no funcionaría si no fuera por los inmigrantes", agregó Elcy.

Actualmente tienen 800 posiciones disponibles en Estados Unidos y Canadá.

Un 70 por ciento de la mano de obra de la empresa de construcción Baker DC es de origen latino, en su mayoría salvadoreños -contó Sebastián Parada, encargado de contratar personal especializado en concreto-. "Nos gustan los empleados latinos: vienen con experiencia de su país, son los mejores en el campo de la construcción, apasionados con su trabajo, y están dispuestos a trabajar a pesar de las condiciones climáticas adversas", dijo.

Alex Mancera, representante de Maryland Health Connection, explicó que todos los 15 navegadores que tienen en el condado de Montgomery son bilingües. Esta organización del estado de Maryland necesita de ellos. "Para nosotros es muy importante que hablen español porque la comunidad hispana es muy grande", dijo quien llegó a la feria buscando candidatos para ser navegadores o asesores de seguros de salud.

La compañía de servicio eléctrico PEPCO, con 850 mil usuarios en Maryland y Washington, celebra la población diversa de esta región. "Nuestro compromiso con la diversidad se refleja en nuestra historia, así como en nuestro futuro. Emplear a mano de obra diversa nos ayuda a darle un mayor valor a nuestros consumidores y a las comunidades a las cuales servimos. Es una tradición de la que estamos orgullosos y un compromiso que continuaremos honrando en los años venideros".

En un mercado diverso, la proporción es ascendente: más clientes hispanos, más empleados bilingües para atenderlos. "Un considerable porcentaje de los clientes de PEPCO son hispanos y queremos comunicarnos y servirles de mejor manera", dijo Alberto Zegada, encargado de relaciones comunitarias de la compañía eléctrica.

Al igual que sus pacientes, el personal de Johns Hopkins Medicine es de diversos lugares del mundo y conforma un equipo diverso y profesional dedicado al cuidado de la salud.

Ellos participaron en la feria en busca de personal calificado y bilingüe para trabajar en los hospitales Suburban y Sibley Memorial, que pertenecen a los hospitales Johns Hopkins. Buscan profesionales para desempeñarse en el campo de la medicina, trabajo social y finanzas. Si conocen la cultura hispana y dominan el español, sin duda, podrán brindar una mejor atención a pacientes latinoamericanos. "Necesitamos enfermeras, personal administrativo y para servicio alimenticio", dijo una representante que atendió el puesto informativo en la feria. También necesitan expertos en tecnología (IT) y personal de mantenimiento.

"El aporte laboral de los inmigrantes hispanos es esencial y crítico (decisivo) en este momento en la economía", dijo Alberto Marino, oficial de contratación y diversidad de Metro. Sin ellos la economía local no funcionaría -dijo.