Por amor o por trabajo, los inmigrantes llegan a este país a quedarse. Cuando llega el ansiado día de juramentar como nuevo ciudadano de Estados Unidos, los recuerdos afloran, la historia de sacrificio cobra más valor y las emociones fluyen.

Es que el corazón inmigrante se comparte con la tierra natal y la nueva tierra que nos acoge, nos da oportunidades, nos ve triunfar y se convierte en 'patria'.

"Estoy feliz en este día que representa mucho para mí. Hacerme ciudadana era mi sueño, aunque me tardé, ya lo cumplí", expresó Reina Reyes (54) el 4 de julio luego de jurar lealtad a este país, comprometerse a cumplir la constitución y las leyes estadounidenses y recibir su certificado de naturalización. 

Reina nació en Honduras y llegó a Estados Unidos en 1986, cruzando el Río Grande con su familia. "En ese entonces, buscaba oportunidades y las he encontrado", dijo quien empezó trabajando en mantenimiento y sigue trabajando en lo mismo actualmente en el Fuerte Belvoir (base militar). "Es que nosotros venimos a trabajar y hacemos el mejor trabajo".

Esta inmigrante obtuvo la residencia permanente en 1991, pero recién en agosto del 2018 sometió la solicitud de la ciudadanía a un costo de casi 800 dólares. Explicó que la entrevista con un oficial de inmigración fue en junio pasado y en español.

Orgullosamente, Reina contó que tiene tres hijos: una es maestra, otro policía y el más pequeño acaba de concluir la escuela secundaria con el sueño de ser científico. Su historia es un despliegue de sacrificio, anhelos cumplidos y aún por cumplir, también un despliegue de servicio a esta nación.

Aranza Alemán muestra orgullosa la bandera de su nueva patria. Foto/Javier Diaz

Aranza Alemán (29) vino hace cinco años a Estados Unidos y lo hizo por amor, de verdad.

Ingresó con visa temporal para encontrarse con su pareja y aquí se casó. Reconoce que no fue fácil dejar atrás su natal México, donde ella obtuvo el título de abogada. "Lo hice sólo por él y valió la pena", dijo señalando a su esposo y entre sonrisas. 

Luego de un trámite que se extendió por diez meses, ahora es ciudadana, podrá conseguir un puesto laboral en el gobierno federal y también votar. "Ahora sí voy a sentir que mi voz es escuchada", expresó decidida, luego de la ceremonia.

"Esta es una nación de inmigrantes. A principios de siglo, llegaban los extranjeros y solamente les pedían su nombre y les decían: ¡Bienvenidos! No entiendo por qué ahora es diferente, por qué nos deshumanizan", dijo consciente de la ola antiinmigrante que ha ido en aumento.

Al igual que Reina y Aranza, casi 7.500 extranjeros se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 110 ceremonias de naturalización que se realizaron del 1 al 5 de julio con ocasión de la conmemoración del Día de la Independencia. 

Los nuevos ciudadanos que juramentaron fidelidad a Estados Unidos son oriundos de 28 países. Entre ellos de Argentina, Bolivia, Honduras, El Salvador, México, Nicaragua y Perú.

"¡Qué Dios bendiga este país!", exclamó un actor personificando al general George Washington. Foto/Javier Diaz

En esta ceremonia estuvieron presentes: Douglas Bradburn, presidente de Mount Vernon de George Washington; Rick Atkinson, premiado escritor e historiador; representantes de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de EE. UU. y la cantante Jessica Lynn que entonó el himno nacional (The Star-Spangled Banner) y la canción patriótica estadounidense "God bless America", originalmente escrita por Irving Berlin en el año 1918 durante la I Guerra Mundial.

"¡Qué Dios bendiga este país!", exclamó un actor personificando al general George Washington, quien instó a los nuevos ciudadanos a mantener el espíritu de libertad y responsabilidad en una nación que promueve la justicia para todos.

Para visitar la histórica mansión del prócer de la patria George Washington, en Virginia, visite mountvernon.org. Para conocer los requisitos para hacerse ciudadano, visite uscis.gov/es/ciudadania. Para someter la solicitud, llame o visite cualquiera de las cinco oficinas de Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Washington. Inf: catholiccharitiesdc.org/ils/