La Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR), encargada de regular los tribunales de inmigración, está realizando una “mala gestión” que ha derivado en una acumulación de casos sin precedentes en las cortes, advirtió este jueves el sindicato de jueces de inmigración.

Las criticas de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) se dan después que se conociera una investigación realizada por la Oficina del Inspector General (OIG) a esa dependencia.

El informe revelado esta semana encontró “debilidades en el proceso de planificación presupuestaria de EOIR, incluido el liderazgo de esta agencia que no se coordina eficazmente con su personal de presupuesto”.

"La mala gestión descubierta por la OIG es solo la punta del iceberg de la persistencia sistémica y estructural fallas en EOIR”, dijo en un comunicado la jueza Ashley Tabaddor, presidenta de NAIJ.

EOIR ha estado en el ojo del huracán desde el año pasado cuando reemplazó a los intérpretes en las audiencias iniciales de los inmigrantes por vídeos informativos en su idioma. El programa piloto comenzó a implementarse en septiembre pasado en cortes de California y Nueva York.

Tabaddor dijo que la medida, de uso obligatorio, "es bastante problemática, ya que interfiere directamente con la discreción del juez sobre cómo llevar a cabo los procedimientos".

La investigación de OIG encontró que EOIR declaró erróneamente que los costos de intérpretes en las cortes aumentarían aproximadamente 150 por ciento de su monto presupuestado.

El informe revela que a sabiendas del error, el director de EOIR no corrigió sus declaraciones inexactas debido a preocupaciones de una "reacción violenta".

Tabaddor advierte que la agencia tampoco pudo implementar un sistema de archivo electrónico, y falló en contratar de forma adecuada al personal necesario para los juzgados de inmigración según las instrucciones del Congreso, entre otros fallos.

La jueza concluyó que todas estas fallas han contribuido a que las cortes mantengan represados más de un millón de expedientes.

Según el proyecto Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, la acumulación de expedientes en las cortes de inmigración alcanzó 1.166.085 casos en abril.

Los tribunales de Texas tienen el mayor número sin resolver con 186.203, seguidos por los de California con 181.709 casos y Nueva York con 133.624 expedientes que esperan una respuesta de un juez. EFE