En un año electoral decisivo la pandemia del coronavirus ha venido a modificar la forma de hacer campañas y los aspirantes en procesos de primarias, y candidatos tocan puertas y celebran mítines, pero de manera virtual.

Desde comienzos de marzo la cuarentena ha obligado a los políticos a hacer proselitismo desde las salas de sus casas, en eventos virtuales, como los "happy hours", a través de sistemas de videoconferencias y mediante las redes sociales, entre ellas Facebook.

"En lugar de tocar las puertas de las casas, estamos tocando desde el celular, ya sea a través de un texto, de una llamada, y en las redes sociales, especialmente por Facebook, Twitter e Instagram", dijo a Efe la representante estatal de Georgia Brenda López, que aspira a un escaño en el Congreso federal.

La campaña de la hispana adaptó su "Bagels with Brenda", en los que se reunía personalmente con votantes, por una modalidad virtual en los que interactúa con ellos a través de un Facebook Live, donde responde todo tipo de preguntas.

"Una de las cosas positivas para nosotros es que siempre habíamos tenido una campaña bien activa en las redes sociales", contó la representante demócrata, que este martes espera hacerse con la nominación de su partido por el Séptimo Distrito electoral, que incluye partes de los condados de Forsyth y Gwinnett, este último el más diverso de Georgia.

"HAPPY HOURS"

Ricky Hurtado, candidato a la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, ha tenido una experiencia similar a la de López, al pasar de tocar cientos de puertas de casas a hacer cientos de llamadas a potenciales votantes y reunirse con sus seguidores dos o tres veces por semana en los llamados "Happy Hours con Hurtado".

"Los 'happy hours', que antes hacíamos en casas de amigos, ahora los hacemos por computadora, y son para hablar de política, sobre el estado de la campaña y por qué tenemos una gran oportunidad para ganar y elegir al primer latino en la Cámara de Representantes de Carolina del Norte" en noviembre, declaró Hurtado a Efe.

Estos encuentros virtuales han sido exitosos, sostuvo el candidato de padres salvadoreños y quien podría hacer historia en la política de Carolina del Norte, y agregó que, aunque la gente no está saliendo mucho y participando en eventos, "sabe que es importante esta elección y se quieren involucrar de alguna manera".

JUVENTUD

Candidatos jóvenes, como Hurtado, de 31 años y López, de 37, tienen más facilidad para ser más afectivos con los votantes en el mundo virtual porque están más acostumbrados a desenvolverse en ese medio, según expertos.

"Algunas campañas estaban más preparadas que otras para este cambio, sobre todo las de los candidatos más jóvenes, que no han tenido que cruzar esa brecha y que ya tenían una estructura digital", explicó a Efe la analista política Tatiana Benavides.

En esta nueva forma de hacer campañas, algunos candidatos están conectando bien con la audiencia digital y en ocasiones a sus "town halls" en la plataforma de videoconferencias Zoom, a las que invitan a figuras importantes de la política, está llegando más gente que antes de la pandemia, apuntó Benavides.

"Se están llevando sorpresas y la gente como está en la casa ha respondido, se ha unido, ha sido un cambio interesante", sostuvo la politóloga de origen costarricense.

EL MAYOR AUSENTE DE LAS CAMPAÑAS

Indudablemente, algo que no puede replicarse en el mundo virtual es el contacto físico con los candidatos, lo que puede afectar el alcance del mensaje que estos quieren transmitir, sobre entre los votantes de mayor edad, según coinciden los mismos políticos y analistas.

Esta situación es más evidente en las campañas de los candidatos presenciales, donde no existe el ambiente de los mítines de otrora: el calor humano de la multitud, la música, el color y todos los otros elementos que han caracterizado los "rallies" de quienes aspiran a llegar a la Casa Blanca.

"Hay que recordar que en 2016 no se reconoció a Hillary Clinton como candidata oficial (demócrata) hasta fines de julio y la campaña de (su rival) Bernie Sanders no la había apoyado todavía, por eso no me preocupa la situación actual", dijo el Efe Albert Morales, director político de la organización Latino Decisions.

Morales advirtió que todavía pueden pasar muchas cosas en estos cinco meses para las elecciones presidenciales.

CAMPAÑA PRESIDENCIAL

Respecto a los candidatos presidenciales, desde marzo, cuando las campañas pasaron a ser prácticamente digitales, los equipos del presidente Donald Trump, que aspira en noviembre a la reelección, y del demócrata Joe Biden se mantienen bien activos en todas las redes sociales.

El bando demócrata cuenta con el espacio en vivo "Biden Brunch" donde se hacen actualizaciones sobre la campaña, mientras el republicano transmite a diario "Team Trump", donde invitan a alguna figura importante en el ámbito político.

El presidente Trump no ha abandonado su afición por Twitter, donde publica más de 20 mensajes diarios para sus 81,9 millones de seguidores.

"Joe Biden tiene el lujo de ver al presidente Trump cómo se autoimplosiona a través de Twitter. El votante promedio se da cuenta de que el presidente posiblemente no puede cumplir con sus deberes como presidente mientras pasa la noche y día tuiteando. Esto le da a Joe Biden la capacidad de comandar a la audiencia de adultos con su campaña virtual", afirmó Morales. EFE