El Gobierno del presidente Donald Trump anunció hoy su intención de retomar la pena de muerte tras dos décadas sin usarla con el objetivo de "traer justicia a las víctimas de los crímenes más horribles", según dijo en una nota de prensa el fiscal general, William Barr.

 Barr ha comunicado su decisión al buró de prisiones y ha pedido a su director en funciones, Hugh Hurwitz, que programe las ejecuciones de cinco presos que fueron condenados a muerte por asesinato, y también por delitos de tortura y violación contra niños y ancianos, detalló la nota.

 El Tribunal Supremo restituyó la pena de muerte en 1976, pero la suelen aplicar solo los estados más conservadores, como Alabama y Misisipi. (EFEUSA)