Con motivo de la ceremonia en memoria de los médicos, enfermeras y personal sanitario fallecidos a causa de la pandemia, el papa Francisco envía una Carta a monseñor Paglia, presidente de la Pontificia Academia para la Vida, en la que dirige a todo el personal sanitario un pensamiento especial, recordando “el desempeño generoso, y a veces heroico, de su profesión vivida como una misión”. El Papa asegura que “el ejemplo de tantos de nuestros hermanos y hermanas, que arriesgaron su vida hasta perderla, suscita en todos nosotros una profunda gratitud y da pie a la reflexión”.

De hecho – dice – “ante esta entrega, toda la sociedad se ve animada a dar un testimonio cada vez mayor de amor al prójimo y de atención a los demás, especialmente a los más débiles”. 

Para el Papa, la dedicación de quienes, incluso en estos días, trabajan en hospitales y estructuras sanitarias “es una "vacuna" contra el individualismo y el egocentrismo” y demuestra “el deseo más auténtico que habita en el corazón humano: estar cerca de los más necesitados y volcarse por ellos”.

Al final de la Carta, el Santo Padre ha expresado su unión espiritual “a todos los reunidos en este significativo acto conmemorativo”, a quienes envía “sus bendecidos saludos”. Vaticano News