La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, en inglés) anunció este miércoles que está evaluando instalaciones para la potencial apertura de refugios permanentes para inmigrantes menores de edad no acompañados en los estados de Virginia, Florida y California.

 Según una declaración de la ORR, que depende del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), la búsqueda pretende reducir la posible necesidad de refugios temporales sin licencia.

 La medida se produce cuando la ORR prevé que en este año fiscal (septiembre 2018 a octubre 2019) "atenderá la mayor cantidad de menores de edad no acompañados en la historia del programa".

 Actualmente, precisó la información, hay aproximadamente 9.500 menores no acompañados bajo la atención del HHS.

 Las evaluaciones exploratorias de propiedades que podrían ser alquiladas se concentra en Virginia, Florida Central y Los Ángeles.

 Las exploraciones del Gobierno federal fueron dadas a conocer por la congresista del centro de Florida Anna Eskamani en su cuenta de Twitter, en la que rechazó la idea.

 "Deberíamos cerrar los campamentos, no abrir nuevos", manifestó la demócrata, hija de inmigrantes iraníes.

 El comunicado de la ORR indicó que, según la ley de Seguridad Nacional, un menor no acompañado es un niño que "no tiene un estatus migratorio legal en Estados Unidos", que no ha cumplido los 18 años y que no tiene padres o tutores legales en EEUU.

 En ese contexto, señaló que los menores que han sido detenidos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) son transferidos a la ORR, que se encarga a cuidar y custodiar a los menores hasta que se reúnan con un padre, pariente cercano o patrocinador.

 Las cifras oficiales detallan que ORR tiene a su cargo una red de más de 170 instalaciones/programas en 23 estados.

 Según la ORR, debido a la "crisis" en la frontera con México ha visto un "aumento dramático" en el traslado de menores del DHS "y continúa operando en modo de afluencia de emergencia".

 "Hasta junio de 2019, el DHS ha remitido más de 58.500 menores de no acompañados a ORR, un aumento de más del 57 por ciento respecto al mismo período en el año fiscal 2018 (octubre 2017 - septiembre 2018)", explicó el documento, que asegura que para atender las fluctuaciones en la llegada de pequeños tiene un número "estándar" de camas disponibles todo el año y otro de "temporales".

 Cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) indican que en junio pasado fueron detenidos 94.897 migrantes en la frontera con México, de los cuales 7.378 eran niños no acompañados, 30.130 adultos y 57.389 individuos que viajaron con sus familiares. EFE