Las ‘estaciones solares’ comunitarias van en aumento. Un ejemplo es el condado Wise, en el suroeste de Virginia, donde Sun Tribe Solar, con sede en Charlottesville, se afilió con el dueño de los centros Mineral Gap Data Centers para un proyecto solar de $4.6 millones de dólares.

Esta ‘estación solar’ es uno de diez proyectos de desarrollo económico que recibieron la aprobación para subsidios del Departamento de Minas, Minerales y Energía de Virginia.

Según el gobernador de Virginia, Ralph Northam, estos proyectos apoyan importantes mejoras en infraestructura, incrementa el turismo y el crecimiento de la industria manufacturera, además de un proyecto solar innovador (primero en su tipo) en la región.

Es el estreno del poder solar y renovable en el suroeste de Virginia, dijo el portavoz de Mineral Gap Data Centers, Marc Silverstein.

‘Estación solar’ es una estación de energía fotovoltaica, un sistema fotovoltaico a gran escala diseñado para el suministro de energía comercial a la red eléctrica.

Si bien los propietarios con paneles solares en el techo de su casa pueden generar suficiente energía para suplir las necesidades energéticas de la casa, las estaciones solares están diseñadas para generar suficiente electricidad a miles de casas y negocios.

Es una forma de reducir la huella de contaminación y generar ahorro de electricidad porque esta es una fuente de electricidad ecológica que proviene de una fuente de energía renovable, en vez de las tradicionales plantas de poder energético que queman combustibles fósiles y contribuyen al calentamiento global.

Las estaciones solares comunitarias, también se les llama ‘jardines solares’, se han convertido en una interesante opción y más y más comunidades avanzan para ahorrar dinero en este sentido. Para algunos expertos, estas iniciativas vecinales pueden convertirse en una poderosa arma contra el cambio climático. 

Los residentes se inscriben en la iniciativa solar y ya no tienen que pagar a la compañía eléctrica local. Es un recurso de electricidad 'verde' que contribuye con el cuidado de la casa común que tanto insiste el papa Francisco.

Es un poder energético producido a nivel local que reduce a cero la huella de contaminación de una vivienda.

Hay beneficios financieros y ambientales en estos centros de energía solar que tienen cientos o miles de paneles solares. Lo establecen inversionistas locales (residentes y/o negocios) y los que se adhieren (propietarios) hacen uso compartido de la energía solar generada.

Es una buena opción para los dueños de casas que no pueden instalar paneles solares en sus techos, ya sea porque el techo es pequeño y no cubriría el consumo energético de la casa. También puede ser que los paneles no funcionen porque la vivienda está en un sector con sombra (no recibe buena luz solar todo el día). Es buena opción para los negocios que no tienen techos porque comparten una edificación. 

Maryland comenzó las iniciativas de fuentes de energía solar comunales en 2013 con Solar United Neighbors of Maryland. En el 2015 se convirtió en ley "el programa Sistema generador de energía solar comunitaria". Este estado ya tiene su primera estación solar comunitaria en un sitio de reciclaje llamado Panorama en Prince George, la empresa solar se llama Neighborhood Sun. Más de 1.200 hogares de PG y Montgomery se han adherido para comprar energía solar.

Maryland lanzó su programa solar comunitario en 2017, un programa piloto disponible solo en algunos sectores del estado que concluirá en el 2024. Para detalles, visite: solarunitedneighbors.org.

La estación solar en Prince George brinda 6.6 megawatts y sirve a más de mil consumidores. Nautilus Solar, vinculada a esta iniciativa, ha adquirido, desarrollado, financiado, operado y administrado proyectos solares durante doce años, y es la empresa operadora de la estación comunitaria solar inaugurada en Fort Washington, MD. Inf:nautilussolar.com.