Ocho hombres de profunda fe se ordenarán sacerdotes el 20 de junio en la Arquidiócesis de Washington. Tres de ellos hablan español: Francisco Rodríguez, Emanuel Daniel Lucero y Jeremy W. Hammond.

Francisco Rodríguez (28) sintió el llamado al sacerdocio a los 13 años en la Jornada Mundial de la Juventud en 2005 en Alemania: "Decidí que optaría por el matrimonio e ignoré ese llamado. Entonces, con la ayuda de catequistas laicos me sentí nuevamente llamado durante la Jornada Mundial de la Juventud en Australia (2008) y fue confirmado en la reunión de la juventud en Newark, Nueva Jersey”.

Es miembro de una familia de 10 hermanos, familia misionera y muy comprometida con su fe. Su familia fue enviada desde Granada (España) a Newark (NJ) como familia en misión por el papa san Juan Pablo II en 1987 para ayudar en la nueva evangelización. Él nació y creció en Nueva Jersey y más recientemente sirvió y creció en la fe en la parroquia Nuestra Señora de los Dolores de Takoma Park, Maryland. 

"El camino neocatecumenal ha sido fundamental para mi formación como cristiano. Crecí rezando oraciones matutinas cada domingo con toda mi familia, lo cual nos permitió tener una relación con Dios a nivel de familia y nos ayudó a crear una real relación con Él. Este gozo generó en mí el deseo por Dios", dijo quien se formó en el seminario Redemptoris Mater.

Le gusta el fútbol y la música (tocar guitarra y violín). Oficiará su primera misa el 21 de junio a las 10:30AM en la parroquia Sta. Catalina Labouré (11801 Claridge Road, Wheaton, MD 20902).

Emanuel Lucero. Foto/Andrew Biraj

Emanuel Pedro Daniel Lucero (36) nació y creció en Neuquén (Argentina) y llegó a Estados Unidos a los 25 años. La iglesia donde ha servido y ha crecido en la fe es la parroquia Nuestra Señora Reina de la Paz, sureste de Washington.
Antes de decidir ser sacerdote, trabajó un tiempo como trabajador metalúrgico y luego como gerente de abastecimiento de una compañía de autobuses en la vía a Bariloche (región sur del continente).

"La fe que tengo viene de mis padres, quienes siempre nos decían -a mis siete hermanos y a mí- que ellos recibieron esta fe como un regalo de la Iglesia", comentó quien suele hacer trabajos de herrería y le gusta tocar charango.

A los 24 consideró el sacerdocio como una opción y afirma que una persona clave en el inicio del discernimiento ha sido el padre Rubén Rueda. "Es el sacerdote de la parroquia en mi ciudad natal por más de treinta años. El padre Rubén pasó tres años con Jorge Bergoglio -ahora pontífice- en el seminario menor e incluso lo cuidó cuando estaba gravemente enfermo. Es quien bautizó a la mayoría de mis hermanos, los casó y ahora está bautizando a casi todos mis sobrinos".

Su primera misa será el 21 de junio al mediodía en la iglesia San Juan El Evangelista (8908 Old Branch Ave., Clinton, MD).

Jeremy W. Hammond (27) confiesa que desde los seis años ya estaba sintiendo el llamado a ser sacerdote. "Con la catequesis en el camino neocatecumenal, mi fe empezó a crecer una vez más, hasta un nivel en que la atracción al sacerdocio -que había experimentado siendo niño- regresó".

Jeremy W. Hammond. Foto/Andrew Biraj

Para este joven de Nueva Jersey de raíces dominicanas, la Jornada Mundial de la Juventud en Australia le inspiró e influyó en esa decisión determinante: "Como adolescente, experimenté una profunda gratitud hacia Dios por permitirme experimentar la reconciliación, esperanza y felicidad". Oficiará su primera misa el 21 de junio a las 10:30 AM en la iglesia Nuestra Señora Reina de la Paz (3800 Ely Place SE, Washington, DC, 20019).

Patrick Saguros Agustin (34) se graduó de la carrera de finanzas y negocios internacionales de la Universidad de Maryland. Antes de ingresar al seminario, trabajó como analista financiero en Fannie Mae en DC y en los estudios cinematográficos Sony en Los Ángeles, California.
 Creció en el seno de una familia filipina, en la cual siempre ha estado presente la fe católica. Viene de la parroquia Santa Columba, donde estudió desde segundo grado. Allí aprendió los fundamentos de la enseñanza de la iglesia, fue monaguillo y así empezó a orientarse hacia la vocación sacerdotal. 

Sacerdotes y parroquianos le decían que un día se convertiría en sacerdote, y no se equivocaron. Estudio la escuela Bishop McNamara, donde siguió aprendiendo y practicando la fe. 

Veía a sus compañeros de clase ingresar al seminario, pero aún el llamado no era lo suficientemente fuerte hasta que un día regresó a su alma mater. Lo invitaron a una ordenación al diaconado transitorio (primer paso para ser sacerdote) y dice que su vida cambió ese día y el llamado a servir se hizo intenso.

Patrick, a quien le gusta el surf y el montañismo, oficiará su primera misa el 21 de junio al mediodía en la iglesia St. Columba de Oxon Hill, Maryland.

James Glasgow (26) es graduado de matemáticas en la Universidad Católica de América y viene de la parroquia San Pedro en Olney, Maryland. Creció en un hogar donde Cristo es el centro. Sus padres invitaban a la casa a sacerdotes y lo acercaron a la real posibilidad de ser uno de ellos.

"Mis padres siempre han tenido clara la llamada universal a la santidad: Estamos hechos para ser santos", dijo quien tiene un hermano sacerdote. Fue inspirado por el ejemplo de sus padres y consolidando su amistad con Jesucristo. Oficiará su primera misa el 21 de junio a 11AM en la parroquia San Pedro (2900 Olney-Sandy Spring Rd., Olney, Maryland).

Nathanael Peter Anderson (31). Nació en Ohio, pero creció en Michigan. Trabajó en la Universidad Hillsdale y en el Congreso. Fue asistente legislativo en las oficinas del congresista Bill Huizenga y luego de la senadora Kelly Ayotte.

Creció en una familia protestante y se convirtió al catolicismo a los 24 años. Sus padres se hicieron católicos después que él tomó la decisión de ser sacerdote. Oficiará su primera misa el 21 junio a las 9AM en la iglesia San Pedro de Capitol Hill -precisamente a pocos pasos del mismo Congreso donde hace poco trabajaba.

James Morrison (27) nació y creció en Silver Spring, Maryland. Ha servido en las parroquias St. Bernadette y San John Neumann, de Gaithersburg, MD. Dice que su vocación despertó con los sacerdotes en su parroquia cuando era niño, también en secundaria explorando las vocaciones. La alegría de esos sacerdotes -dijo- le atrajo al camino del Señor, pero su decisión de ser sacerdote fue confirmada en su corazón durante las visitas al Santísimo Sacramento en adoración eucarística.

El domingo 21 de junio a las 11:30AM oficiará su primera misa en su parroquia St. John Neumann.

Stefan Yap (29) empezó su carrera laboral siendo recepcionista, luego vendedor de electrónicos y gerente de servicio de asistencia en tecnología informática. Oriundo de Nueva York, se graduó de matemáticas y estadística en la Universidad de Maryland en el 2014.

"Durante una misa de jueves santo… escuché en lo más profundo de mí una pregunta: ¿Serás mi sacerdote? De ahí partió una larga lista de cuestionamientos sobre mi discernimiento y el futuro después de la universidad". Entró en contacto con la oficina de vocaciones de la Arquidiócesis de Washington y fue aceptado al seminario.

Le gusta practicar voléibol y fútbol. Su primera misa será el 21 de junio al mediodía en la iglesia Holy Redeemer de College Park, MD.

La misa de ordenación sacerdotal será presidida por el arzobispo Wilton Gregory el 20 de junio a las 10AM en la iglesia St. Catherine Labouré en Wheaton, Maryland. La ceremonia no será abierta al público, debido a las restricciones del gobierno local para evitar la propagación del coronavirus. Pero la misa podrá verse a través del portal de internet de la arquidiócesis: adw.org/ordination


………

Francisco Rodríguez. Foto/Andrew Biraj

 Emanuel Daniel Lucero. Foto/Andrew Biraj


Jeremy W. Hammond. Foto/Andrew Biraj