En los últimos seis meses se han detectado 238 casos de "familias fraudulentas" en el Sector de El Paso, en Texas, informó la federal Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (ICE).

 Algunos de los casos más perturbadores involucra a "organizaciones criminales trasnacionales" y personas que explotan a niños para hacerlos pasar como hijos de migrantes que solicitan asilo político, de acuerdo a un comunicado de esta agencia.

 ICE ha descubierto casos de padres que entregan a sus hijos biológicos, con edades entre 4 meses y 16 años, a adultos con los que no tienen ninguna relación familiar para hacerse pasar como una unidad familiar proveniente de países centroamericanos y obtener un beneficio migratorio en Estados Unidos.

 Hasta el momento el Sector de El Paso ha remitido a 19 niños usados en casos como estos a la federal oficina de Servicio Humanos y de Salud (HHS).

 "Los delincuentes utilizan a estos niños de forma peligrosa, como peones para aprovechar las lagunas en nuestras leyes de inmigración y evitar ser detenidos por las autoridades de inmigración", dijo Jack P. Staton, agente especial a cargo de la Unidad de Investigaciones (HSI), ente del Departamento de Seguridad Nacional en El Paso.

 El pasado mes de abril, varias agencias federales migratorias anunciaron una iniciativa para detectar "familias fraudulentas" en el Sector de El Paso y desde entonces se han identificado 238 de estos casos.

 De manera adicional, se han detectado 329 casos de uso de documentos falsos y se han arrestado a 350 individuos que enfrentaban cargos por diversos crímenes en el país, incluido tráfico humano. Asimismo, Unas 50 personas han declarado falsamente ser menores de edad.

 El pasado verano agentes de la Patrulla Fronteriza en el Sector de El Paso encontraron a un inmigrante de Guatemala que aseguraba ser un menor no acompañado.

 El joven presentó un acta de nacimiento para demostrar su edad, sin embargo después admitió que el documento era falso y que en realidad tenía 18 años. EFE