Defensores de los inmigrantes celebraron este martes la renuncia del titular interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, al que calificaron como un funcionario “cruel e inhumano”, que cargó con sus políticas en contra de los indocumentados y solicitantes de asilo.

La congresista Pramila Jayapal fue una de las primeras en reaccionar al anuncio. A través de su cuenta de Twitter la legisladora, que representa el Séptimo Distrito de Washington en la Cámara de Representantes, dijo que “Wolf fue cruel, inmoral y peligroso desde el principio”.

“Sus políticas inhumanas separaron a las familias, enjaularon a los niños e infligieron terror a los inmigrantes, los manifestantes pacíficos y nuestras comunidades”, añadió la demócrata.

La organización Southern Poverty Law Center (SPLC) resaltó en un mensaje en sus redes sociales que el nombramiento de Wolf en noviembre del 2019 había sido “ilegal”.

“El puesto de secretario: para empezar, nunca fue suyo”, resaltó SPLC.

Wolf nunca fue confirmado en su puesto por el Congreso estadounidense, argumento que fue utilizado por varios demandantes para invalidar sus políticas contra diversos grupos de inmigrantes.

La organización Firm Action destacó en un comunicado que “Wolf fue un facilitador cobarde que hizo cumplir la agenda racista y antiinmigrante de Trump, causando un daño profundo a nuestras familias”.

En su mensaje Firm Action instó al presidente electo Joe Biden a convertir las promesas en realidades y a proporcionar un camino hacia la ciudadanía y el alivio de la deportación a partir del primer día de su Gobierno.

Por su parte Jayapal destacó que “debemos revertir sus políticas dañinas y reformar humanamente nuestro sistema de inmigración”.

Además de Wolf también han dimitido en los últimos días otras dos integrantes del gabinete de Trump: la secretaria de Educación, Betsy DeVos, y la secretaria de Transporte, Elaine Chao.

Ambas citaron en sus cartas de dimisión el asalto al Capitolio por parte de seguidores del mandatario, que dejó cinco muertos, 12 policías heridos y decenas de detenidos. EFE