La crisis climática es ahora y hay que actuar. Esa es la consigna de miles de jóvenes del área, de 18 estados y del mundo que se están manifestando en lo que llaman 'paro climático', una huelga que los ausenta de las escuelas y trabajos y los impulsa a las calles para pedir acción ante la crisis climática.

'Interfaith Power and Light', una organización que se define como la respuesta religiosa al calentamiento global, alienta a personas de todas las religiones a sumar su voz a la de los estudiantes y jóvenes en esta actividad que se extiende hasta el 27 de septiembre. Inf: interfaithpowerandlight.org.

Estas expresiones públicas se realizan en el marco de dos importantes actividades: La cumbre de Jóvenes sobre el Clima el 21 de septiembre y la Cumbre de Acción Climática el 23 de septiembre, ambas en la ONU en Nueva York. "Es una poderosa semana de acción climática", según la califica Interfaith Power and Light.

"Cada uno de nosotros puede aportar. Nosotros, las comunidades de fe, haremos la parte que nos corresponde. Reduciremos las emisiones contaminantes, avanzaremos hacia una energía no contaminante en la medida de lo posible y continuaremos abogando por un futuro sostenible”, agregó.

Se prevé que millones participen esta vez a nivel mundial y la consigna es permanente. Su comunidad de fe o su vecindario puede organizar un evento informativo o sumarse al movimiento por medio de las redes sociales usando las etiquetas:  #FaithsForTheFuture,#climatestrike y #StrikeWithUs.

También puede firmar un compromiso de acción cibernético por el cuidado del planeta: interfaithpowerandlight.org/were-still-in-paris. Implica el compromiso de contactar a políticos y organizaciones como la ONU para que sepan que eres una persona de fe que estás tomando acción por el cuidado de la Tierra.

"Déjales saber que estás tomando muy en serio el Acuerdo de París -compromiso de reducir las emisiones de gases contaminantes, firmado por 194 países, incluyendo EE.UU.- y que esperas que ellos cumplan la promesa de Estados Unidos ante el mundo y respeten el acuerdo contraído ", dice Interfaith. 

Es que la crisis climática está afectando a las comunidades, especialmente a las más pobres, marginadas y donde predominan los grupos minoritarios.

Andrea Miller, organizadora de ‘La campaña por los pobres’ y directora de “Gente demandando acción”, junto a otros líderes, participó el martes en un foro sobre la crisis climática en la Primera Iglesia Bautista de Vienna, en el condado de Fairfax, Virginia, y aprovechó para alzar la voz por las minorías. "Tenemos que cuidar de los demás porque cada persona tiene el mismo valor".

La campaña por los pobres está inspirada en la campaña del mismo nombre lanzada por Martin Luther King, para responder al militarismo, pobreza y racismo. Cincuenta años después, esos problemas se han agudizado y a ellos se suman el cambio climático y la devastación ecológica.

La agenda de esta organización incluye pedirle al gobierno federal y local que asegure el derecho a agua y aire limpios, un medioambiente saludable, e incremente la inversión pública en iniciativas laborales para la transición a una economía 'ecológica'.

Este foro en Vienna tuvo como objetivo empezar el diálogo vinculando la justicia social con la devastación que encara la Tierra. El mismo fue moderado por Karenna Gore, directora del Centro para Ética de la Tierra en "Union Theological Seminary" e hija del ex vicepresidente Al Gore, quienes están muy comprometidos con el cuidado del planeta. Aunque no fue un foro de matiz político, ella remarcó que el actual gobierno está deshaciendo las regulaciones que se establecieron en el gobierno anterior para limitar las emisiones de gases contaminantes. 

Los exponentes dijeron que la crisis climática es un tema amplio y controversial que abarca el aspecto ético y también religioso.

Según los organismos internacionales -agregaron- la crisis climática va a obligar a 143 millones de personas a migrar antes de 2050. "El momento de actuar es ahora", dicen.

También recordaron las palabras del papa Francisco: "Si destruyes la creación, la creación nos destruirá".

Para Karla Bruce, jefa de la oficina de equidad del condado de Fairfax, asegura que las políticas deben enfocarse en la gente y los lugares que están siendo y serán afectados por el cambio climático.

"Los hispanos y los afroamericanos no están siendo considerados en los procesos de transición a energía limpia", dijo Dawone Robinson, directora de accesibilidad a la energía en NRDC. Este tema "es una cuestión de derechos humanos", dijo insistiendo en que hay que ponerle atención a las comunidades minoritarias que están siendo perjudicadas, víctimas de racismo y discriminación.

Tenemos que mantenernos unidos enfocados en este asunto crítico, apoyarnos unos a otros y tener compasión por nuestros semejantes -subrayó Melody Zhang, copresidenta de Jóvenes Evangélicos por la Acción Climática. 

El transporte en Virginia es un gran generador de emisiones contaminantes que inciden en el calentamiento global en ese estado -remarcó Karen Campblin de la organización medioambientalista Sierra Club de Virginia, instando a trabajar en ese aspecto. 

En el foro también se hicieron presentes representantes de otras entidades no lucrativas conectadas al cuidado del medioambiente. 

El condado de Fairfax, al igual que el Distrito de Columbia, tiene el objetivo de reducir las emisiones tóxicas a cero. 

"La Alianza de Fe por Soluciones Climáticas" también ayuda a los vecinos a desarrollar soluciones locales de inmediato ante la crisis. 

Ofrecen un taller de justicia energética a mayores de 13 años. Para que lo dicten en tu iglesia, escribe a [email protected] Es para mejorar la vivienda y ser voluntario para ayudar a vecinos en Virginia a reducir los costos de electricidad.

Los próximos eventos en Virginia son: 28 de septiembre a 10AM en la biblioteca Great Falls, 5 de octubre a 9AM en Pickett Rd. (limpieza de la quebrada) y más.

Residentes de Fairfax interesados en abogar activamente en este asunto, pueden visitar faithforclimate.org. 

Para detalles sobre la Coalición de Virginia para un nuevo acuerdo ecológico, visite GreenNewDealVA.com.

En Virginia ofrecen el reembolso de 75 por ciento del costo para proyectos en viviendas en la Bahía de Chesapeake para controlar el agua de lluvia. Inf: vaswcd.org/vcap.

Solar United Neighbors es una organización que ayuda a los propietarios a instalar sistemas solares en sus viviendas. Su plan es para grupos y los ahorros son del 20 por ciento en las facturas de servicio de luz. También ofrecen iniciativas para aprovechar el poder del viento (energía eólica). ipldmv.org.

Chesapeake Climate Action Network es la red más grande en el área metropolitana para combatir el cambio climático, un poderoso movimiento de la comunidad. Inf: chesapeakeclimate.org.

Organizaciones de Maryland también se están movilizando en estos días para unirse a la huelga. La liga de votantes por la conservación de Maryland (Maryland League of Conservation Voters). “Miles de jóvenes en diversas ciudades del país se están ausentando de clase para alzar su voz. Nosotros con entusiasmo apoyamos a la juventud del estado de Maryland. Ellos están pidiendo acción inmediata para acabar con el cambio climático”, dijo la liga en un comunicado.

Según una reciente encuesta del diario The Washington Post y Kaiser, la mayoría de los adolescentes estadounidenses están alarmados por el cambio climático y un cuarto de ellos están tomando acción al respecto. La mayoría de los encuestados están convencidos de que los humanos están cambiando el clima y que les causará daño a ellos y a otros de su generación, por eso un cuarto de ellos participan en caminatas y manifestaciones o escriben a políticos para expresar su opinión sobre el calentamiento global. Ellos pronto votarán.

Igualmente, en septiembre y octubre se conmemora la temporada de la creación, un tiempo en que los católicos en Estados Unidos hacen un llamado a la acción en asuntos medioambientales a nivel nacional e internacional. "No responder ante esta crisis climática significa un incremento en inundaciones, sequías, olas de calor, pérdida de la biodiversidad y aumento en el nivel del mar", afirma la Alianza Católica para el Clima (Catholic Climate Covenant).

Nuestros vecinos más vulnerables -los pobres, ancianos, niños- en nuestro país y en el exterior, serán los más perjudicados -dice la alianza-. "Pero las consecuencias en nuestra salud, alimentos, agua y bienestar económico afectarán a todos", dice instando a cada uno y a cada nación a ser parte de la solución.

La alianza le pide a la comunidad que envíen emails y llamen a las oficinas de los senadores en apoyo al proyecto de ley pro-medioambiente (llamado en inglés International Climate Accountability Act-S.1743).

El papa Francisco insta a los gobiernos a tomar medidas drásticas para responder a la emergencia climática. Los que abogan por el planeta esperan que Estados Unidos se sume a las acciones globales para afrontar esta crisis.

Esta propuesta legislativa bipartidista apoyada por 46 senadores, insta a EE.UU. a seguir siendo líder en los esfuerzos globales para encarar el cambio climático y honrar su compromiso en el acuerdo de París.

Para más información, visite catholicclimatecovenant.org o escriba a [email protected].

Y los líderes católicos preocupados por la creación, agregan otra recomendación: orar por el planeta y el liderazgo responsable de su cuidado para que abran los ojos, piensen en las futuras generaciones y tomen acción ya.

CHARLA SOBRE CRISIS CLIMÁTICA

Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Washington invita a una charla sobre la crisis climática y la crisis migratoria a cargo del padre Jacinto Orzechowski. El 5 de octubre  de 9:30AM a 11:00 AM, en la parroquia San Miguel Arcángel (805 Wayne Ave, Silver Spring, MD).