La economía de Estados Unidos cayó a un ritmo anual del 32,9 por ciento en el segundo trimestre de 2020 por los efectos de la pandemia del coronavirus, la mayor caída trimestral desde que se tienen registros, informó este jueves el Gobierno.

El Departamento de Comercio publicó este jueves su primer informe sobre la evolución del producto interior bruto (PIB) entre abril y junio en el país, después de la contracción del 5 por ciento anual en los primeros tres meses del año.

La cifra es levemente inferior a la estimada por los analistas, que habían pronosticado una caída del 35 por ciento.

El gasto de los consumidores, que supone dos tercios de la actividad económica en EEUU, se contrajo un 34,6 por ciento.

El hundimiento trimestral coincide con las estrictas medidas de restricción de movilidad y de cierre de negocios para controlar la expansión del virus.

A partir de junio, varios estados del país aplicaron una gradual reapertura de la actividad, por lo que los economistas consideran que en el tercer trimestre se retomaría el crecimiento positivo.

No obstante, en las últimas semanas ha habido un repunte de los contagios en estados del sur y oeste del país como California, Texas y Florida, que ha obligado a dar marcha atrás en algunas de estas medidas.

El miércoles, el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, indicó "que parece que los datos apuntan a una ralentización en el ritmo de la recuperación", pero precisó que todavía es demasiado pronto para decir cómo de grande y lo sostenido que será". EFE